Nacional

Intimidades de la derrota de Murillo

* De todos modos, si ganaba Edgardo Cuarezma, Nicho Marenco lo dejaría sin funciones de vicealcalde * Auditoría de ALMA donde “pegan” a Cuarezma fue ignorada en Secretaría del FSLN

Antes de que la primera dama, Rosario Murillo, tratara de imponer al concejal Edgardo Cuarezma como vicealcalde de Managua, éste había sido derrotado con los nueve votos en contra de su bancada en la propia sede Departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), según confirmaron ayer fuentes ligadas al partido de gobierno.
“Después de esa derrota, Cuarezma buscó el apoyó del magistrado Rafael Solís, que es su padrino político, y éste como hombre de confianza de la Rosario, intercedió con la doña para que dejaran a Edgardo en el cargo”, dijo la fuente del gobierno, que por razones obvias de seguridad omitió rebelar su identidad.
Auditoría ignorada por FSLN
“Con la salida de Alexis Argüello de la vicealcaldía ya se sabía que doña Rosario buscaría nombrar a Cuaresma en ese cargo. A Marenco no le gustaba Cuarezma porque está bien pegado en una auditoría, pero no le importaba que lo nombraran en el cargo”, señala la fuente, quien precisa que antes de la derrota de Cuarezma el propio alcalde había mandado una copia de la auditoría donde presuntamente se revelan anomalías de Cuarezma durante la gestión de Lewites.
“Lo que Marenco pensaba era dejarlo que lo eligieran en una votación ficticia, pero quitarle las funciones de vicealcalde y dárselas a Nery. Nicho iba a hacer lo mismo que hizo Herty con Evert Cárcamo, dejarlo como vice, pero sin funciones”, señala el informante, quien precisa que lo que hizo cambiar de opinión violentamente al alcalde Marenco, fueron las amenazas y presiones contra la familia del actual vicealcalde.
“Después de esa derrota en el Departamental, la señora Murillo llamó a los concejales del FSLN y les ordenó votar por Cuarezma e ignorar a Nicho Marenco porque así lo mandaba Daniel Ortega”, cita el funcionario.
“Por la sangre de los héroes y mártires”
“El día que se van a dar las elecciones, en una reunión a las siete de la mañana en la oficina de Marenco, el compañero Felipe Nery cuenta que a su familia y a él lo han estado presionando para que no acepte la propuesta de correr como vicealcalde, que lo han amenazado y que la misma Rosario Murillo lo llamó 16 veces para aconsejarle dejar a Marenco por la sangre de los héroes y mártires. Otra gente ligada a Marenco también cuenta que han recibido presión, y ahí es cuando Nicho Marenco explota”, reza la fuente.
“Nicho Marenco dijo que esas formas de presión y amenazas no iban con el Frente Sandinista que él conoce, y le dijo a Nery Leiva: Si vos querés renunciás, pero esa no es la actitud de un sandinista de verdad, y después de eso salieron al auditorio dispuestos a pelear. Ahí los concejales, al ver la actitud de indignación de Marenco, parece que se confundieron o se envalentonaron, y votaron otra vez contra Cuarezma”, señaló la fuente.
Actualmente el Consejo se compone de nueve concejales del FSLN y de nueve liberales. El alcalde Marenco hace el voto número diez, y con ello la mayoría relativa necesaria en cualquiera de las bancadas con poder de decisión en la comuna.