Nacional

Comprar Fenosa no resuelve problema

* INE no tiene intención de proteger los intereses de los consumidores * Oficina de regulación al consumidor del Mific se encuentra descabezada actualmente

Edgard Barberena

El presidente del Centro de Investigaciones de Políticas Ambientales (CIPA), Cirilo Otero, le advirtió ayer al gobierno que ni comprándole a Unión Fenosa la distribución de la electricidad se va a resolver el problema energético que vive el país, ya que éste enfrenta problemas de orden estructural.
Otero reaccionó así después que una funcionaria gubernamental afirmó que si el gobierno tuviera los recursos necesarios ya hubiera comprado la distribución de energía a la transnacional española, para así resolver el problema energético que vive el país, hecho que el viernes reiteró el titular de la cartera de energía, Emilio Rappaccioli, con la variante de que hay otras empresas dispuestas a adquirir la distribución de la energía.
En declaraciones formuladas a EL NUEVO DIARIO, Otero dijo: “Si se piensa en comprar de una u otra forma a Unión Fenosa, creo que sería un grave error económico y de relaciones comerciales”.
Dijo que “comprando a Unión Fenosa no superamos el problema, el problema es estructural, el problema son las fuentes de abastecimiento, las políticas que se han utilizado para la producción de energía y la explotación de los recursos que Nicaragua tiene”.
“No es el dueño de Unión Fenosa el que puede cambiar la tendencia que tiene el país” en materia energética, añadió el especialista, quien es del criterio que el gobierno de Daniel Ortega lo que ha estado buscando es cómo ser socio de la transnacional española, y eso sería otra locura.

A la transnacional hay que exigirle
Indicó que a Unión Fenosa hay que exigirle que cumpla, por lo que el presidente Ortega “lo que tiene que mantener es un solo discurso, porque a la población nicaragüense le dice un discurso agresivo y envalentonado de que ya va a poner el orden, y luego con Unión Fenosa acuerda cosas.
Recordó que antes del conflicto en Chile, Ortega recurrió ante el rey de España para que hubiera un entendimiento con la distribuidora. “Ya todos sabíamos que los principales líderes de Unión Fenosa en España habían recibido muy mal al señor Bayardo Arce, y hasta lo vieron con desprecio”, agregó Otero.
“Ahora veo que se está repitiendo la cosa, y por lo consiguiente no estamos agarrando el sartén por el mango”, dijo el presidente del CIPA.
Sobre la generación eléctrica actual, Otero dijo que a mediados del próximo mes estarían entrando a producir energía los ingenios, “por lo que va haber un respiro, pero en febrero y marzo del próximo año terminan los ingenios, por lo que estaremos de nuevo con el problema de los apagones”.
Advirtió que si no hay una previsión o aprovisionamiento de nuevas fuentes de energía para los meses de marzo, abril, mayo, “en junio vamos a estar en el mismo problema, esperando que los ingenios vuelvan a entrar, donde estamos hablando de más o menos 80 megawats, y eso es grave”.

INE pintado en la pared
Con respecto al ente regulador -–el INE-- “y para no ser grosero para decir que no está haciendo mayor cosa, esa institución tiene muchas limitaciones porque todavía hay vacíos en la ley, por lo que le es imposible manejar con realismo ese asunto”.
Recordó que durante la administración del presidente Enrique Bolaños, cuando se produjo el conflicto con la Texaco sobre el derrame de combustible en la estación ubicada en la entrada de la colonia Las Mercedes, el propio presidente de la Republica llamó al Marena para que disminuyeran el tono de la aplicación de la ley.
Esa misma dependencia económica “la mantiene el gobierno de Ortega, porque las trasnacionales son las mismas y tienen el mismo poder y la misma influencia y tienen un diálogo totalmente diferente con el gobierno y con los operadores políticos, por lo que ahí está en una dificultad muy seria del INE, porque no es tan fácil aplicar la ley”, detalló.
Dijo que este jueves el director del INE, David Castillo, decía a los periodistas que antes de marzo de 2008 ya estarán aplicando nuevos incrementos tarifarlos, “por lo que el hombre está claro de su papel, y no es cierto que tenga una intención de proteger los intereses de los consumidores”.
Lo mismo está pasando en el caso de las empresas que venden gas butano, que venden tanques que no traen la cantidad de gas que compra el usuario. Un funcionario del INE hizo la afirmación, pero no se conoció que el ente regulador haya aplicado multas a esas empresas.
Y como remate de que el gobierno no le interesa proteger los intereses de los consumidores, Otero dijo que recientemente corrieron al director de la Oficina de Regulación al consumidor del Mific, por lo que esa oficina quedó descabezada.
“Yo diría que los instrumentos que tiene el Estado y el gobierno son instrumentos muy débiles, con mucha tendencia hacia el beneplácito de las grandes empresas y no solamente nos estafan con la venta del gas licuado, sino que con los teléfonos celulares, con el agua potable y con los productos que llegan vencidos al mercado nacional”, terminó diciendo el presidente del CIPA.