Nacional

Gerardo Miranda “donó” 235 propiedades ajenas

* Dinero nunca entró a las finanzas de la Alcaldía de San Juan del Sur, y fueron repartidas entre ex funcionarios, concejales y familiares * Fiesta siguió al renunciar un año antes de finalizar su período para lanzarse como candidato a diputado, y asumió el vicealcalde

Lesber Quintero

I entrega

Las dos administraciones sandinistas que han gobernado San Juan de Sur de 1997 a 2004 serán recordadas aquí como las que a “pellizcos” les ha quitado a sus pobladores la posibilidad de convertirse en la primera zona turística del país, con una economía dinámica que el resto de los 152 municipios envidiarían.
Sólo en ese período y con un solo alcalde --el ex diputado Gerardo Miranda—- la comuna perdió 235 propiedades, más de 20 millones de córdobas en valor catastral que no ingresarán nunca a sus finanzas, porque los ex funcionarios sandinistas las repartieron entre concejales, familiares y allegados.
Este personaje, Miranda, hace un par de meses metió en aprietos al mismo gobierno, tras hacerse público que desde la Secretaría del Frente Sandinista de Liberación Nacional ofrecía soluciones legales a querellas de propiedad a cambio de “onerosas contribuciones”. Incluso unos inversionistas hasta lo grabaron haciendo las propuestas.
Según la denuncia, el hombre se jactaba de tener influencias en los tribunales de justicia y tenía para sus operaciones el apoyo de gente cercana al presidente Ortega. Aunque la Fiscalía desestimó acusarlo por extorsionar a varios empresarios locales y extranjeros, indagaciones de una comisión del Parlamento Nacional produjeron un informe en el que los méritos sobraban para acusarlo.
De Miranda hoy se sabe que no trabaja para el gobierno. Las denuncias en su contra terminaron con una carrera diplomática que apenas iniciaba este año en el Consulado de Liberia en Costa Rica, desde donde fue defenestrado tras el escándalo de los intentos de extorsión. Pese a la forma como fue suspendido, el gobierno no ha admitido oficialmente sus responsabilidades.

Reparten tierras como golosinas
Una auditoría especial realizada por la Contraloría General de la República, CGR, a la Alcaldía de San Juan del Sur refleja no sólo la cuestionada gestión de Miranda en sus tiempos de alcalde, sino que deja claro que el también ex diputado no miente cuando ha dice que es un hombre “de poder”. El informe de la CGR, aunque mandó la anulación de varias de sus donaciones, lo eximió de responsabilidades.
La auditoría llevaba por objetivo revisar la ejecución presupuestaria del año 2000 y las donaciones de extensas áreas de terrenos ejidales autorizadas por los dos gobiernos municipales anteriores, durante el período de febrero de 1998 al 30 de noviembre de 2001.
Durante la administración de Miranda se encontró que entre el 27 de febrero de 1998 al 29 de septiembre de 2000, la alcaldía sanjuaneña aprobó ilícitamente la donación de 235 propiedades cuyo valor catastral en esa época era de 19 millones 762 mil 783 córdobas con 52 centavos.

Gran daño comunal
Como se recordará, Miranda fue electo alcalde de San Juan del Sur para el período 1997-2001, pero como se postuló para candidato a diputado, renunció un año antes de su mandato. Su cargo pasó a ocuparlo su vicealcalde Julio Espinoza, quien “pagó los platos rotos”, pues a él sí le encontraron responsabilidades administrativas.
Siguiendo los pasos de Miranda, Espinoza al frente de la comuna autorizó la donación de 38 terrenos valorados en 3 millones 529 mil 720 córdobas.
Producto de estas dos administraciones, la alcaldía sanjuaneña sufrió un daño patrimonial por el orden de 23 millones 691 mil 649 córdobas, según el informe de auditoría en manos de EL NUEVO DIARIO emitido el 29 de septiembre del año 2005.
Pero además, durante la estadía edilicia de Miranda, la auditoría se encontró con que la famosa e histórica casa conocida como “La casona”, fue vendida a precio de “guate mojado” por un valor de 516 mil 710 córdobas, cuando según, la resolución, su precio real para el año 2000 debió ser de 815 mil 288 córdobas.

Reparto como finca privada
En la resolución del ente regulador también se señala que las donaciones de los terrenos fueron a favor de particulares, empleados de la alcaldía y familiares del edil. En la lista también aparecen los propios miembros del gobierno municipal. “Son (donaciones) absolutamente ilegales y corresponde al actual Concejo Municipal de San Juan del Sur aplicar las sanciones disciplinarias que correspondan”, exigía la resolución que los mismos funcionarios han omitido cumplir.
Al final de la resolución, los contralores resolvieron denunciar de nulidad las contrataciones ilegales de donaciones de terrenos ejidales aprobadas durante el período auditado, y destacan que es al actual gobierno municipal al que le corresponde sobre la base de derecho proceder a revocar las donaciones.
Cabe señalar que en ese entonces la Contraloría era presidida por José Pasos Marciacq, sus colegas Guillermo Argüello Poessy, Luis Ángel Montenegro, Lino Hernández y Fulvio Enrique Palma, y es la fecha y se desconoce aún por qué eximieron de responsabilidades a Miranda.

Autodonaciones del ex alcalde, ex diputado y ex diplomático
Entre los beneficiados del período en que Gerardo Miranda administró los bienes públicos de San Juan del Sur encabeza la lista él mismo, quien se adjudicó dos hermosos lotes, según consta en las actas número 113 y 160 de la alcaldía. Uno de los lotes aparece con un valor simbólico de 14 mil 20 córdobas y el otro de 9 mil 855 córdobas.
Pero no paró ahí, el ex alcalde, ex diputado y ex diplomático sandinista extendió los beneficios a su hijo Jean Luis Miranda, y a allegados como Judit de los Ángeles Obando, quienes aparecen en la lista de los que recibieron un lote.
La bondad del edil llegó también a quienes trabajaron con él. Su secretaria en la alcaldía, Ingrid Navarro, recibió dos lotes, y su esposo, Denis Bermúdez Guzmán, aparece como uno de los beneficiados en el acta número 114, con una propiedad valorada en 9 mil 992 córdobas. A Bermúdez Guzmán lo volvieron a beneficiar con otra propiedad valorada en 6 mil 425 córdobas, según el acta número 140.
En la “piñata” de los terrenos municipales también aparecen como beneficiados los ex concejales Martín Espinoza Rojas, Santos Rivera Zeledón, Ernesto Mora Rodríguez y el ex concejal suplente Manuel Salvador Torres. De ellos, quien mejor se “prepió” fue Mora Rodríguez, ya que aparece con dos donaciones, incluyendo una propiedad valorada en 36 mil 898 córdobas, según consta en el acta número 139, pero además “logró” que se beneficiara con otro lote a su hermano, Marcos Mora.
En esta amplia lista de beneficiados del ex alcalde Gerardo Miranda también aparece el ex financiero de la comuna, Saúl Cardoza Espinoza, con un terreno valorado en 14 mil 71 córdobas.

Mañana:
La repartición de San Juan del Sur y el “embejerenal judicial” en que se encuentran las donaciones ejidales