Nacional

Reconocimiento de Nicho a nicaragüense destacado


Edgard Barberena

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, declaró anoche como “Ciudadano distinguido” al licenciado Eduardo Solórzano Morales, presidente ejecutivo y director general de Wal-Mart de México, en una ceremonia donde estuvieron personalidades del mundo empresarial.
Solórzano Morales, al agradecer la distinción, dijo que hace muchos años emigró del país, y en México logró su licenciatura y maestría en Economía, mientras que su esposa también se preparó y ambos impartieron clases en universidades mexicanas.
Señaló que no tenía en sus planes vivir en México, pero ahí “he construido una carrera profesional y he formado una familia”, a pesar de que su vida estuvo llena de accidentes, porque cuando se bachilleró a los 17 años, añoraba estudiar en una universidad en Estados Unidos.
Habló con su padre, y uno de sus hermanos le propuso que se fuera a estudiar a Monterrey, México, “en un viaje que iba a ser de un semestre, pero ha durado más de 30 años, ha sido una jornada muy larga”.
En 1978 se graduó en México y regresó a Nicaragua con la intención de trabajar en el Banco Central, pero ese sueño no duró mucho y terminó moviéndose por un tiempo al Ministerio de Industria y Comercio, pero después pasó a trabajar con el gobierno brasileño.
Marenco, en su intervención, dijo que la corporación que tiene a su cargo Solórzano Morales “es más grande que toda la economía junta de Nicaragua, de forma que si nosotros los nicaragüenses, los empresarios, las compañías, los alcaldes y los bancos entramos en un tipo de relaciones en negocios, imagínense lo que se podría sacar como beneficio para nuestro país”.