Nacional

Murillo: Nada tengo que ver con las alcaldías

* Habló con motivo de anunciar una gran repartición de dinero a los CPC para los programas de Hambre Cero y Usura Cero * Subestimó la falta de legalidad institucional de los Consejos y la amenaza de los diputados de sustraer esos programas

Esteban Solís

La secretaria del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, negó cualquier participación de su parte en la guerra contra el alcalde capitalino Dionisio Marenco, tras argumentar que no tiene ninguna relación con las alcaldías, más que la que le permiten desde los Consejos del Poder Ciudadano y el partido Frente Sandinista.
A pesar de que el propio Marenco ha denunciado que es Murillo la que está detrás de ese plan de socavamiento, la coordinadora nacional de los Consejos del Poder Ciudadano dijo anoche que no tenía ningún comentario, porque tiene días de estar concentrada en la preparación de la instalación del gabinete nacional de los Consejos el próximo viernes 30.
“Tenemos un inmenso trabajo preparando esa agenda nacional de 2008, recogiendo lo que los compañeros han recopilado desde las comarcas”, dijo Murillo.
Ella hizo estos comentarios tras finalizar una reunión de trabajo con el gabinete de gobierno, cuyos ministros y directores de entes autónomos presentaron las principales demandas planteadas por los delegados de cada uno de los departamentos de los Consejos Ciudadanos.

Las reparticiones a los CPC
Previo a sus comentarios, la primera dama informó que el programa Usura Cero dispondrá de 87 millones de córdobas para ser entregados a través de microcréditos y por la vía de los Consejos del Poder Ciudadano, a las y los pequeños comerciantes de los mercados.
También anunció que el programa Hambre Cero repartirá el año próximo 13 mil bonos productivos, mil más que la meta propuesta este año. Además, prometió que a partir de enero de 2008, el gobierno, a través del Instituto de Seguridad Social rehabilitará 23 centros de desarrollo infantil, y con el apoyo de otras entidades que no están vinculadas al gobierno, abrirá una veintena más.
En cuanto a las advertencias de la oposición legislativa de arrebatarle el programa Hambre Cero al Ejecutivo, Murillo dijo que en las investigaciones y encuestas que lleva a cabo esa Secretaría, hay una mayoría inmensa de nicaragüenses que defienden el derecho del gobierno de impulsar esos programas que benefician a las familias.
Dijo que esas encuestas consideran un error y una intromisión de otras instituciones del Estado, pretender que el gobierno no tenga derecho a alcanzar a las familias con los beneficios que esos programas proponen y aseguran.