Nacional

Fin de clientelismo en despachos judiciales


Lizbeth García

El presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, Gerardo Rodríguez, reconoció públicamente que con la implementación del nuevo modelo de gestión de despacho judicial en Managua, “van a afectar varios bolsillos”, y “ya no va a ser necesario contribuir con la economía familiar de alguien para que un expediente se mueva”, en clara alusión a lo que hasta hace poco ocurría en los juzgados civiles.
“Vamos a terminar con el clientelismo en los despachos judiciales, es decir, que el expediente se mueva discrecionalmente, según lo que el secretario ese día haga o no haga”, reconoció el magistrado ayer, durante un encuentro con periodistas de diversos medios de comunicación, para explicar las bondades del nuevo modelo que será inaugurado el próximo lunes.
Rodríguez explicó que para implementar el nuevo modelo se hizo un inventario de los 51 mil 768 expedientes que están en trámite en los 44 juzgados penales, laborales, civiles, de ejecución y especiales de menores que hay en Managua.
Para garantizar el éxito del modelo, capacitaron y redistribuyeron a 334 personas hacia las distintas oficinas que se crearon, incluyendo la de atención al público y la autoconsulta, donde las partes en juicio van a poder ver qué providencias ha dictado el juez, pero para ver físicamente el escrito acusatorio, la demanda o los escritos de su contraparte, tendrán que ir a la oficina de asuntos en trámite.
Emili Puñet, miembro del equipo encargado de la implementación del proyecto, explicó que la idea es que el próximo año, la persona que es parte en un juicio pueda ver la información relativa al mismo desde su casa u oficina, vía internet.
Puñet explicó que el objetivo del modelo es acabar con la retardación de justicia agilizando los procesos, homogenizando procedimientos y separando la actividad administrativa de la jurisdiccional, para que el juez se dedique sólo a trabajar en la impartición de la justicia. El sistema le va a asignar diariamente a cada juez 33 causas.
Las autoridades judiciales explicaron que con el nuevo sistema va a haber jueces para ejecutar embargos, de forma tal que ninguno de los otros jueces va a poder ausentarse de sus oficinas para andar haciéndolos.
Rodríguez precisó que como cada providencia va a quedar grabada en el sistema computarizado con hora y fecha, van a poder llevar un control del trabajo del juez, de tal forma que si no trabajó, al final del año tendrá que responder por sus estadísticas de acuerdo con lo que está establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial y en la Ley de Carrera Judicial.