Nacional

Lista fórmula: luz más cara mes a mes

* David Castillo, de INE, lo confirma, y afirma que es compromiso con FMI * Ministro de Energía y Minas, a pesar de compradores, dice que la prioridad es entenderse con la transnacional española

Siete compañías internacionales han declarado su interés al gobierno de comprar la distribuidora del servicio de energía eléctrica en Nicaragua, ahora en manos de Unión Fenosa, reveló Emilio Rappaccioli, Ministro de Energía y Minas, pero contradictoriamente anunció más aumentos de tarifas a partir de enero próximo, mediante una fórmula oficial que recomendó el Fondo Monetario Internacional, FMI.
El primer interesado en comprar el servicio que ahora ofrece Fenosa, según Rappaccioli, fue el Grupo Isolux Corsán, de capital español y estadounidense; también Ashmore Energy Nicaragua, cuyo gerente general es César Zamora, el mismo representante de la generadora Empresa Energética Corinto (EEC).
La tercera es la estadounidense AES, y luego la Corporación Eléctrica de Venezuela. “La quinta es una empresa brasileña y las otras dos no recuerdo el nombre en este momento. Es decir… son unas siete en total, pero no recuerdo ahorita a todas”, señaló Rappaccioli ayer, al culminar una rueda de prensa en las instalaciones del MEM.
Aclaró que esas empresas han mostrado interés en comprar la distribución pero no han hecho una oferta en concreto.

Establece prioridades
El Ministro también dejó claro que “no está en el tapete de discusión la compra… sino que se resuelva el asunto financiero del sector, el déficit energético y las inversiones que debe hacer la distribuidora (Unión Fenosa)”, señaló.
“Si fuera necesario como una de las alternativas comprar, pues iríamos por esa alternativa”, dijo Rappaccioli, quien luego explicó que Fenosa compró la distribución en Nicaragua por 115 millones de dólares, y hasta ahora sólo ha invertido unos 30 ó 40 millones.
“Si se fuera a comprar, ellos (Fenosa) van a pedir 180 ó 190 (millones de dólares), pero no es eso lo que usted estaría dispuesto a pagar”, estimó el Ministro.

Aumentos mes a mes
Rappaccioli explicó que el Gobierno no contempla entre sus políticas comprar la distribución a Fenosa, sino que a partir de enero de 2008, más bien se aplique una fórmula oficial para calcular y aprobar automáticamente los ajustes de tarifa mes a mes, para la solvencia financiera del sector.
Minutos antes, eso lo había explicado en detalles David Castillo Sánchez, presidente del Consejo de Dirección del Instituto Nicaragüense de Energía, INE.
“La fórmula va a ser pública en las próximas dos semanas. Allá en diciembre. Estamos terminando de trabajar en ella”, dijo Castillo.

Compromiso con FMI
“Es un compromiso del país frente a los organismo, en especial el Fondo Monetario, a fin de dotar de transparencia al sector energético. Se va a hacer pública la fórmula para que el país conozca cómo se mide el ajuste”, agregó.
Mientras Rappaccioli escuchaba atento, Castillo explicaba que esta fórmula tendrá una variable central, que es el “costo real” de la energía en el mercado de Nicaragua.
“Obviamente, si el petróleo sube, pues la tarifa va al alza. Esta fórmula operaría mes a mes, a partir de enero”, agregó el titular del INE, quien incluyó entre las variables el precio internacional del petróleo, el programa estacional operativo de las empresas generadoras y otras.
El funcionario sólo mencionó los costos operativos del sector energético dentro de esta fórmula, y descartó que vayan a incluir las pérdidas técnicas y no técnicas de Fenosa, el nivel de apagones, la falta de calidad del servicio y todos aquellos indicadores que afectan al consumidor.
Estimaron que la demanda nacional de energía aumentará hasta un máximo de 514 megavatios en diciembre próximo, y para cubrirla han firmado contratos de importación del fluido con empresas guatemaltecas.
Rappaccioli dijo que además de acabar con los apagones se tendrá una reserva para las emergencias de energía a partir del ocho de diciembre, cuando se incorpore la unidad número uno de la planta Centroamérica y la número tres de la Planta Managua. “Para entonces vamos a tener una reserva de 85 megavatios”, comentó.