Nacional

Grupos sectarios operan armados en los recintos

* Autoridades nada pueden hacer y la Policía ni siquiera registrarlos * 24 supuestos agresores pasan a ser investigados

Tania Sirias

Los actos de violencia que se produjeron en el Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador” (Rucfa) dejaron en evidencia la inseguridad en que viven los estudiantes de las universidades públicas del país. Dos jóvenes fueron captados por medios televisivos cuando amenazaban con pistola y bayoneta al resto de compañeros, sin contar los morteros y los cócteles molotov --todos prohibidos por la Ley 510--, y la carga de varillazos y patadas a los que caían al suelo.
El secretario académico del Rucfa, Werner Serapio Hunter, afirmó que cualquier persona puede ingresar al recinto y no es revisado por los vigilantes. “Aquí ingresa cualquiera que necesite hacer una investigación. No puede haber presencia policial por la autonomía universitaria, y tampoco podemos revisar las mochilas de los muchachos como si fueran estudiantes de secundaria”, dijo el profesor.
Sin embargo, catedráticos y alumnos del Rucfa exteriorizaron su temor de que se sigan produciendo enfrentamientos, ya que estos actos perturban la paz y atrasan el calendario académico. “Realmente, a la mayoría no nos interesan esos pleitos, lo que sí tememos es que lastimen a un estudiante o dañen nuestros vehículos”, refirió un docente de la carrera de Mercadotecnia.

No hay seguridad en los recintos
Serapio Hunter dijo que la portación de armas en los recintos siempre ha sido una preocupación, sobre todo porque temen que algún día la situación se les salga de control. “Lo del miércoles sólo fue una muestra de lo que puede pasar, no sólo en el Rucfa, sino en cualquier otra universidad donde se estén dando enfrentamientos”, dijo el secretario académico.
El presidente del Rucfa, Jairo Espinoza, denunció que dirigentes de UNEN-Nacional se tomarán por la fuerza el Rucfa hoy, y no garantizó la seguridad para la comunidad educativa, por lo que solicitó la presencia policial en las inmediaciones del Recinto.
Esto fue negado por el presidente de la UNEN, César Pérez, quien acusó a su contraparte de provocar incidentes violentos como el que ocurrió el pasado martes, donde detonaron dos bombas lacrimógenas en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).
En lo que sí coincidieron ambos líderes estudiantiles, es que no existen condiciones que garanticen la seguridad de la comunidad universitaria. “Nadie revisa a los estudiantes, pero el reglamento es clarísimo: ‘El universitario que porte un arma blanco o de fuego tiene que ser expulsado inmediatamente del Recinto’”, dijo el presidente de UNEN nacional.
Mientras tanto, los enfrentamientos entre universitarios continúan, y cada uno se acusa de desestabilizar la gestión del otro. Pérez afirmó que también pedirán la destitución de la decana Isabel Lanuza por no poder controlar los brotes de violencia en el Rucfa.

24 estudiantes serán investigados
El dirigente de UNEN Nacional, César Pérez, presentó la denuncia formal contra 24 estudiantes que se presume participaron en los actos vandálicos en el Rucfa. Avionis Muñoz Aguilar, Leonardo González, Juan Gabriel Toribio, Francisco Varela, y Randall Scoth Power, a quien señalan como el universitario que agarró a batazos a unos de los estudiantes hospitalizados.
También denunciaron a German Benavides Flores, Marvin Martínez, Nora Guido, Sergio Solís, Daniel Jiménez (vicepresidente del Rucfa), Cinthia Somarriba, Jael Rivera y William Emilio Guevara Menocal, el cual portaba la bayoneta y no está inscrito en ninguna universidad.
Eddy Guevara, Kevin Aróstegui, Nader Cantarero, Raúl Valverde Altamirano, Nehemías Valerio Barrios, Allan Muñoz Aguilar, Jairo Espinoza, Leandro Martínez, Yáder Pérez Arévalo, Aldo José Carrera, Saúl Cajina y Donald Linarte serán investigados por la Policía, además de ser sometidos a régimen disciplinario en sus correspondientes universidades, ya que hay estudiantes del Rucfa, de la UNAN y de la UNA.
La Policía ha identificado plenamente al menos a tres de los presuntos autores de los hechos ocurridos la mañana del miércoles en el Rucfa, mediante vídeos y testigos. El segundo jefe de Managua, comisionado Adolfo Marenco, explicó que éste es el resultado de las primeras diligencias realizadas en respuesta a la denuncia por lesiones y daños presentada por representantes de UNEN.
Marenco agregó que entre las diligencias hechas, se remitió a uno de los lesionados al Instituto de Medicina Legal, el cual ya fue debidamente valorado por los médicos forenses. “El otro lesionado no se ha valorado porque tengo entendido que continúa en estado grave en el hospital”, expresó.

(Con la colaboración de Heberto Rodríguez)