Nacional

Alcalde de Jalapa echa a auditores

* Contraloría aclara que es desacato y una confusión de la gimnasia con la magnesia

El alcalde de Jalapa, Humberto Pérez Largaespada, echó de las oficinas de la comuna a dos auditores que los contralores habían delegado para practicar una Auditoría Financiera y de Cumplimiento 2004-2005, como una reacción directa a la presunción penal que los colegiados le establecieron el jueves de la semana pasada.
La acción del edil se registró tan sólo un día después de que los contralores decidieron establecer presunción de responsabilidad penal en su contra y en contra el ex alcalde de esa localidad, Francisco Omar González Vílchez, por causar daño patrimonial al Estado por la suma de 446 mil 216 córdobas, entre otras anomalías.
Pérez Largaespada, por medio de una carta, pidió al auditor encargado Julio Jorge Martínez, que desalojara las oficinas de la municipalidad, aduciendo que el Tribunal de Apelaciones de Estelí, había admitido el 31 de octubre un recurso de amparo que él había interpuesto en contra de las declaraciones que habían brindado el presidente de la Contraloría Luis Ángel Montenegro, y el vicepresidente Lino Hernández, sobre su gestión.

Despejar la oficina
Basado en esta decisión del Tribunal de Apelaciones, el edil indicó a los auditores en su carta que “no tiene sentido seguir ejecutando el proceso de auditoría que se practica en esta municipalidad, mientras el alto Tribunal de Justicia no se pronuncie sobre dicho recurso, situación que debió haber sido informada por sus superiores, por lo que solicitó despejar la oficina que les ha sido asignada y dejar a buen resguardo la documentación”.
El contralor Hernández calificó de “fuera del lugar” la decisión del alcalde Pérez Largaespada, “porque nadie se puede amparar de declaraciones”, y consideró que la acción obedece a una “posible represalia” en contra del ente fiscalizador, por haberle establecido la presunción penal, una decisión en la que no participó por estar fuera del país.
“Me parece que el alcalde está mal asesorado, porque en todo caso lo que cabe es una recusación contra algún contralor que haya emitido opinión sobre el proceso de auditoría en su contra, y se incorpora al suplente al momento de fallar la resolución, pero me extraña un recurso de amparo de esa naturaleza…, y lo que más me extraña es que haya sido admitido en el Tribunal de Apelaciones”, dijo Hernández.

La explicación del edil
Respecto de la solicitud de retiro de los dos auditores de la comuna jalapeña, el alcalde Humberto Pérez Largaespada argumentó que lo hizo porque reclama un derecho que le ha otorgado la admisión del recurso de amparo contra los contralores por parte del Tribunal de Apelaciones de Estelí (TAE).
“El recurso dice: déjense las cosas hasta como estaban al momento del hecho impugnado. Se supone que es al 13 de febrero, cuando (el contralor) don Luis Ángel Montenegro dio declaraciones en contra mía en los diarios. A esa fecha deben quedar las cosas ahí”, explicó.
Añadió que comunicó a los auditores que revisan la ejecución presupuestaria de los años 2004, de la administración edilicia anterior, y 2005 de la presente, porque “no tiene ningún sentido estar haciendo una revisión que no se sabe cómo va a quedar porque estoy amparado. Ellos tendrán sus razones, son autoridad; si ellos consideran que no salgan (los auditores), pues que no salgan”, manifestó, contrario a lo que pidió en la carta cuando les solicitó que desalojaran las instalaciones que se les habían facilitado.