Nacional

Niño iba moribundo, pero lo dejaron solo

* Si tenía todas las enfermedades que expresa Medicina Legal, ¿cómo nadie vio los síntomas y lo mandó a hospital?, se pregunta pediatra * Sacado del pecho de su madre de manera intempestiva en Estelí, fue desatendido y probablemente murió por broncoaspiración, deduce especialista

Tania Sirias

Una congestión y edema pulmonar causó la muerte del bebé esteliano de tres meses que estaba bajo la protección especial del Ministerio de la Familia, según el dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML). Como causa intermedia dictaminan neumonitis intersticial y meningitis linfocítica, entre otras patologías.
Sin embargo, afirman en el conclusivo que “no se puede descartar un cuadro asfíxico (sofocación), ya que presentaba signos compatibles como: hongo de espuma en las fosas nasales, cianosis facial, peribucal y periférica, así como áreas hipostáticas en la región anterior del cuerpo, sumado al relato de los hechos que refieren que el niño fue encontrado fallecido boca abajo.
Para el pediatra perinatólogo, Manuel Méndez Mantilla, este dictamen post mortem puede indicar que el pequeño presentó un problema respiratorio severo, e incluso una broncoaspiración, lo cual suele suceder a menudo en los lactantes.

Niño debió presentar síntomas
Méndez explicó que todo niño presenta síntomas que indican el estado de salud en el que se encuentra. Según el conclusivo del IML, por lo menos el bebé tuvo que presentar fiebre, shock taquicárdico y malestar en el cuerpecito debido al problema respiratorio severo, que tuvo como desenlace fatal la muerte.
“La mayoría de estos casos son curables, se pueden tratar y tienen aviso con los síntomas antes mencionados, donde lo indicado es la hospitalización. Se puede llevar el caso de forma ambulatoria, pero se debe avisar a la familia por cualquier eventualidad”, dijo el especialista. Comentó que en caso de que el niño haya broncoaspirado, la muerte es súbita.
El pediatra explicó que la broncoaspiración ocurre cuando el menor no puede digerir el alimento --en este caso la leche--, y como no puede ser evacuada se va a los pulmones. “Esto ocurre frecuentemente en los hospitales y en las casas, pero las madres siempre están atentas cuando esto sucede”, dijo Méndez.
En el resumen del hallazgo del cuerpo, refiere el IML, el bebé se durmió a las tres de la mañana del 27 de octubre, lo acostaron de costado izquierdo en una pequeña cuna de madera, y a eso de las cinco de la mañana llegaron a verlo, encontrándolo boca abajo, ya fallecido. Según el dictamen forense, la hora de la muerte fue alrededor de las cuatro de la madrugada.

Investigar negligencia
Para Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (Cenidh), a pesar de que la causa de la muerte del bebé es natural, deja en entredicho el cuido que se le brindó. “En el post mortem, donde se presentan todas las patología que causaron el deceso del niño, no se lee de manera concluyente el auxilio que se le brindó al menor de parte del personal del centro de protección”.
Carrión preguntó: ¿Si el niño tenía una patología que lo llevó a la muerte, no era necesaria una hospitalización? Afirmó que la Policía y el Ministerio Público deben esclarecer ese aspecto. Otra interrogante que planteó fue relativa a si los chequeos médicos que le realizaron en el Centro “Divino Niño” no arrojaron el estado delicado en que ingresó el menor.
“Es por ello que expresamos nuestra preocupación al director del Distrito Tres del Policía, Roberto González, para que se lleve a cabo una investigación completa. ¿Acaso no se logró captar la situación clínica del bebé? Esa es la parte esencial de la responsabilidad que tiene que investigar la Policía”, concluyó Carrión

En otro país habrían procesado a los de MiFamilia, sostienen

Abuelos inconformes con dictamen forense

Máximo Rugama
Los abuelos paternos del niñito criticaron el hecho de que funcionarios de la sede central del Ministerio de la Familia hayan informado primero a los medios de comunicación y no a ellos sobre el dictamen.
La abuela del niñito fallecido rechazó de forma tajante el hecho de que en el Instituto de Medicinal Legal hayan señalado que la muerte la provocó una infección generalizada.
Dijeron que está claro que hubo arbitrariedad por parte de los funcionarios del Ministerio de la Familia, y que “si estuviéramos en otro país, ellos ya habrían sido despedidos de sus cargos y a la vez procesados”.