Nacional

Leche también sube

* Para variar, igualmente se alza precio de algunos licores

Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC) confirmaron ayer la denuncia que presentaron desde el pasado lunes varios dueños de pulperías: el precio de la leche y el de los licores se sumó a la espiral alcista provocada por una inflación de 10.71 por ciento y una reducción del salario real nacional de un 9 por ciento.
La explicación brindada por los directivos de la RNDC es que el litro de leche Parmalat aumentó de 12 a 13 córdobas, aunque en algunas zonas del Occidente del país se cotiza hasta en 14 córdobas. El medio litro ahora aumentó de seis a siete córdobas.
En el caso de los licores nacionales, la Red pudo confirmar en algunos establecimientos, que la empresa Flor de Caña dejó una nueva lista de precios para las marcas Extra Lite y Gran Reserva, y se trata de un alza que oscila entre 9 y un 10 por ciento.
Además, se conoció que la industria petrolera ahora revisa sus costos operativos y de importación en el caso de los aditivos y lubricantes, y se espera que este lunes apliquen una nueva alza para sus productos.

Precios se mantienen altos en los mercados
Mientras tanto, los precios de los productos de consumo básico, como los frijoles, se mantienen relativamente altos en algunos mercados capitalinos, de acuerdo con un sondeo realizado ayer por EL NUEVO DIARIO.
En el Mercado de Mayoreo, la libra del frijol rojo oscila entre los 16 y los 18 córdobas; el arroz Faisán, uno de los más demandados, se ubica entre los 7 y los 7.50 córdobas la libra; en el caso del azúcar, la libra se mantiene en un rango entre 4.50 y 5 córdobas, mientras que el litro de aceite cuesta de 23 a 25 córdobas. La cajilla de huevos se mantiene en 60 córdobas.
En el mercado “Roberto Huembes”, las cosas no cambian mucho. Los frijoles cuestan entre 16 y 17 córdobas la libra; el arroz 7 córdobas; el azúcar entre 4.50 y 5 córdobas; mientras que el aceite, dependiendo de la marca, se ubica entre 24 y 30 córdobas el litro.

Comerciantes prefieren no comprar frijoles
La situación de los precios se ha vuelto insostenible, tanto para los vendedores como para el pueblo comprador, que ve cada día más reducido su salario real. “Los frijoles no los estamos comprando y preferimos no hacerlo, porque no sabemos si la gente va a tener la capacidad de pagar lo que se está pidiendo por libra”, dijo Eduardo Martínez Murillo, vendedor de abarrotes del Mayoreo.
“Vamos a esperar a ver qué pasa en los próximos días para decidir si los seguimos ofreciendo dentro de nuestros productos o no, porque se habló de que se iban a importar frijoles para bajar los precios, pero los que han traído son unos mexicanos que la gente ni 10 córdobas quiere dar por libra, porque no les gustan”, agregó Martínez Murillo.
“Esto está cada día más feo, todo sube y sube, y los salarios van para abajo, lo peor es que, según vemos, viene peor ahorita en diciembre, y no hay una respuesta rápida de parte de las autoridades”, se quejó Reyna Suárez, una visitante del Mercado de Mayoreo que se acababa de bajar de uno de los buses que vienen del Norte del país.
“La verdad es que los precios están altos, pero la gente sigue viniendo, sigue comprando porque tiene que buscar qué comer. Con los frijoles se ha hecho un gran escándalo, y a mí ni me va ni me viene si en mi plato hay o no hay”, dijo por su lado José Rodríguez, vendedor de productos varios del “Roberto Huembes”.
“Lo que tiene que hacer la gente es buscar alternativas en lugar de los frijoles, por lo menos para mientras bajan de precio, y no estar haciendo el gran alboroto, porque lo único que hace es generar especulación”, agregó el comerciante.