Nacional

Esposas de policías desparecidos reclaman salarios

* Las han “boleado” varios días y por último les exigieron una carta-poder y la cédula de sus cónyuges

Fermín López

PUERTO CABEZAS

Esposas de los policías desaparecidos en Bilwi denunciaron ante los medios de comunicación que ya llevan tres días caminando hasta las oficinas de la Policía Nacional en esa cabecera departamental, buscando el pago de sus maridos, pero la respuesta que han recibido es que no pueden entregarles el dinero porque ellas no son trabajadoras de esa institución.
Carmen Chacón, esposa del policía desaparecido Martín Velásquez Alvarado, manifestó que desde el pasado viernes les comenzaron a pagar a los policías en Bilwi, y que cuando ella se dio cuenta llegó a la administración en busca del salario de su marido, pero allí le dijeron que regresara el sábado, porque estaban consultándolo.
Agrega que regresó el sábado pasado con la esperanza de recibir dinero para comprar alimento para sus cinco hijos que la esperaban en casa, pero la respuesta que recibió fue similar: “Regrese el lunes”. A su regreso el lunes pasado, la afligida mujer dice haber pasado todo el día en la recepción de la Policía esperando, pero no la atendieron porque según los jefes estaban en reunión. Ayer martes, según nos contó, cuando llegó tampoco la atendieron.
“Yo llegué con mi hija de once meses para que vieran a la niña que está necesitando alimentos, debido a que mi esposo era el único que trabajaba en la casa, pero ni eso los conmovió”, dijo Candelaria Guillermo, esposa de Teofilo Ludrick, otro de los policías desaparecidos.
Según Candelaria, la explicación que le dieron a ella es que debe llevar una carta-poder de parte de su marido, y la cedula de éste para poderle entregar el pago.
“Lo que ellos pretenden es sacar información por la fuerza, que las esposas aparezcamos con una carta-poder y la cédula de nuestros maridos, ¿pero de dónde vamos a sacar eso?”, dijo Candelaria.

Explicación de la Policía
El comisionado Francisco Gaitán, jefe de la delegación policial en esta ciudad, dijo que la razón por la que no pueden entregarles el salario a las esposas de los policías, es porque las nóminas de pago deben ser firmadas por el empleado únicamente, y en su defecto ésta debe ir acompañada de una carta-poder.
Según Gaitán, se trata de una decisión que no está en manos de ellos, sino de los mandos superiores, que deben hacer las gestiones con el Ministerio de Hacienda.