Nacional

Gallo pinto desaparece de mesa de los pobres

* ¿De qué sirve la parte subsidiada del petróleo venezolano?, se pregunta Edmundo Jarquín * Cirilo Otero advierte que situación es muy grave, y que necesariamente tendrá que ajustarse con FMI una reconsideración en Presupuesto de 2008

La escalada alcista en los precios de los productos de consumo básico de la dieta de los nicaragüenses, como el arroz y los frijoles, ha provocado que el “gallo pinto” se convierta en “comida para ricos”, opinaron diversos actores políticos y sociales, que consideraron de “calamitosos” los números de la inflación, que en octubre pasado alcanzó el 10.71 por ciento.
Para el coordinador de la alianza del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) Edmundo Jarquín, la situación que vive la inmensa mayoría de los nicaragüenses es dramática, porque el 10.71 por ciento que reflejan los números de la inflación, implican para el trabajador que tiene una familia de cuatro personas y que devenga esos 1,523 córdobas al mes, por lo menos dejar de comer durante seis días “gallo pinto” en el desayuno y en la cena.
De acuerdo a los números presentados por Jarquín, los cuales se basan en datos oficiales del BCN, la inflación en el salario de estos trabajadores significa 150 córdobas menos de adquisición con su salario, es decir, nueve libras de arroz menos (63 córdobas a siete córdobas la libra), tres libras de frijoles menos (54 córdobas a 18 la libra), un litro de aceite menos (20 córdobas cada litro) y dos libras de azúcar menos (10 córdobas a cinco córdobas la libra).
“Estamos hablando de que la gente tiene que escoger entre comer menos ‘gallo pinto’ o comprar un cuaderno menos para los chavalos en el colegio, o ajustar a como pueda para pagar el recibo de la luz, es brutal lo que está pasando”, dijo Jarquín.
“Ahora, vos comparás, y mirás las alzas, como la de los frijoles por ejemplo. ¿Cuándo has visto que los frijoles valen 20 córdobas la libra? Si estaba entre 6 y 6.50, y aun así la gente pegaba el grito al cielo. Ahora valen casi el triple. Entonces, este salario no es suficiente para cubrir estos incrementos”, indicó.

Frijoles subieron 100 por ciento en un mes
Juan Carlos López, miembro de la Red de Defensa del Consumidor, señaló que en un periodo de treinta días la libra de frijoles incrementó en un doscientos por ciento.
“Entre los meses de agosto y septiembre, el precio de la cajilla de huevos oscilaba entre los 45 y 50 córdobas. Ahora la cajilla está a 60 córdobas. Imaginate que la libra de frijoles casi vale lo mismo que la libra de pollo”, comentó López.

Inflación podría afectar programa con FMI
En tanto, el presidente del Centro de Iniciativas de Políticas Ambientales (CIPA) y economista Cirilo Otero, dijo ayer que el Ejecutivo debe hacer los ajustes en el presupuesto en el primer trimestre de 2008.
“Lo que preocupa es que la base material del país, la economía nacional, no está en condiciones de amortiguar el proceso inflacionario y esto es preocupante, porque la tendencia que tiene este proceso inflacionario es hacia el crecimiento y no precisamente a su freno o su disminución, que sería la tendencia oportuna que habría que buscar”, dijo.
Advirtió que el proceso inflacionario podría poner en riesgo el programa económico que el gobierno ha firmado con el FMI.
“El FMI ha sido claro en que entre sus preocupaciones, además del buen manejo de las reservas internacionales y el pago de las deudas, está la no inflación”, recordó.

¿Y el petróleo de Venezuela para qué sirve?
Respecto de la cooperación venezolana, Otero dijo que “algunas veces se dice que esa cooperación es en petróleo, otras veces en salud, después en la construcción de una refinería para producir fuentes de trabajo, pero hasta ahora ninguna de esas rutas se han visto como concretas, todas están en ofertas o en discursos”, y llamó la atención de que esa cooperación venezolana tampoco aparece registrada en el Presupuesto de la Republica
Edmundo Jarquín dijo que lo impresionante del fenómeno inflacionario es que en Nicaragua está alcanzado límites que superan a toda Centroamérica, “aun cuando los precios del petróleo a nivel internacional nos están impactando a todos por igual, y aun cuando nosotros tenemos un acuerdo petrolero con Venezuela que nos debería mantener en ventaja frente a nuestros vecinos”.
En ese sentido, consideró que si el gobierno de Ortega quiere contener realmente la tendencia alcista, debería ocupar el supuesto subsidio venezolano para reducir el precio del diesel, que es lo que más está incidiendo en el incremento de los costos de producción y comercialización, impactando de manera directa los productos básicos.
“Hay que ocupar ese subsidio para reducir el precio del diesel, pero, además, asegurar la transparencia y honestidad en el uso de la ayuda venezolana, que nadie sabe con certeza cuánto suma y hacia adónde va”, dijo Jarquín.

Wálmaro explica, pero…
El diputado Wálmaro Gutiérrez aseguró ayer que sin los esfuerzos que realiza el gobierno, la inflación sería aún mayor.
“Es impensable que nuestra economía se quede pasiva cuando a inicios del años el barril de petróleo valía menos de cincuenta dólares y ahora llegó a los cien dólares”, expresó.
A juicio del legislador sandinista, “la inflación debería ser mayor”, pues Nicaragua no es un país productor de petróleo y depende en gran medida de ese producto. El gobierno ha evitado, según el diputado, que las tarifas de energía no aumenten en la misma proporción con que aumenta el valor del petróleo en el extranjero.
“No es cosa que si el gobierno actúa bien o regular, es cosa de que no controla el precio de los hidrocarburos y de que no somos productores de petróleo”, aseguró el legislador en la sesión plenaria de ayer.

Con la colaboración de Mauricio Miranda.