Nacional

Faltan policías y escasa presencia fiscal y judicial

* Primera Comisionada afronta el reto, adelanta algunas soluciones y promete mayores esfuerzos para preservar vida y propiedad en Costa Caribe

Heberto Rodríguez

La presencia casi nula de fiscales y jueces, y la insuficiente cantidad de agentes policiales han incrementado los niveles de delincuencia en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), situación que resiente a comunidades y poblados enteros de los municipios pertenecientes a este departamento del país.
La Directora General de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, realizó una visita a la zona este fin de semana, y se encontró con una demanda generalizada de mayor presencia policial al reunirse con autoridades regionales y religiosas.
En Bluefields hay 237 policías destinados para cubrir los 18 mil kilómetros cuadrados que comprende este departamento. Y para cubrir la misma extensión territorial hay dos fiscales y un juez de distrito.
No hay permanentes
El delegado del Gobierno en Bluefields, James Enríquez, planteó que “la presencia policial es por determinado momento, por ejemplo si hay alguna actividad de Laguna de Perlas mandamos policías a Tasba Pauni, y después se regresan”.
“En Rama Cay también, sólo cuando hay una necesidad, un crimen, una incidencia de delincuencia es que se manda a la policía, pero permanentes no hay”, agregó.
Según Enríquez esto ha provocado mucha inseguridad ciudadana e incremento en la delincuencia.
“Como son comunidades lejanas, los delincuentes aprovechan para hacer nidos, refugios, para hacer sus fechorías. La inseguridad es bastante sentida en estas comunidades. Ellos mismos han solicitado presencia permanente de la Policía. El propio Bluefields necesita más agentes”, sostuvo.
Enríquez, además, atribuye el incremento de la delincuencia en los últimos años no sólo al consumo de droga, pues es un problema de vieja data en esta región.
La incidencia
de la pobreza
“Yo diría también la situación de pobreza y extrema pobreza, no hay fuentes de trabajo, la misma situación económica tal vez impulsa a alguna gente lamentablemente. El gobierno tiene que elaborar planes y programas para impactar en la economía, de manera que se creen fuentes de trabajo cuanto antes mejor”, indicó.
“Por ejemplo, uno que no tiene trabajo se mete a la venta de estupefacientes, expendios de crack y cocaína, y eso también ha crecido sustancialmente, hasta en los colegios ahora hay problemas de expendedores de drogas”, señaló.
El padre Israel Aráuz considera que el problema también se ha “agudizado por la falta de presencia policial en los poblados de la región sur, y nos preocupa porque tanto la población casco urbano como también en lo rural lo poco que trabajan, lo poco pueden lograr, de la noche a la mañana se lo roban, se le pierde. O agredieron a su familia”.
Por su parte, el alcalde de Laguna de Perlas, George Howard, dijo que esta municipalidad tiene hasta pensado apoyar a la Policía económicamente, para garantizar la presencia policial.
“La inseguridad ciudadana es grandísima en este municipio. El problema ha sido las leyes y digamos que hay pocos Policías. Por ejemplo, en Laguna de Perlas normalmente hay tres o cinco policías para atender a una población de 22 mil habitantes, que están regados en casi cuatro mil kilómetros cuadrados”, expresó Howard.
No obstante, agregó que “hay que ver aquí que no hay un fiscal, no hay juez de distrito, no hay juez criminal, entonces la Policía agarra no al sospechoso, porque muchas veces agarra a la gente con la mano en la masa, pero la Policía dice que sólo lo pueden tener 24 horas, o algo así, después de eso tienen que soltarlo. Esas son las cosas que pasan aquí. Por esa razón todo el mundo aquí se siente con las manos arribas”.
Reforzarán la Región
La primera comisionada Aminta Granera, ante todas estas demandas, manifestó que “es difícil responder a las expectativas de una región de 18 mil kilómetros cuadrados, sin embargo, nos hemos comprometidos a que parte de los 500 policías que ingresaran a nuestra institución el próximo diciembre vendrán a reforzar esta región autónoma del atlántico sur”.
También afirmó que estarán enviando en las próximas semanas seis motos, cuatro para el trabajo de los jefes de sector y dos para el trabajo de inteligencia y una panga Laguna de Perlas, y mejorar el trabajo de prevención en las comunidades aledañas.
“Y llevamos el compromiso de coordinar tanto con la Fiscalía como con la Corte Suprema de Justicia, para ver qué podemos hacer para mejorar el acceso a la justicia de esta población, ya que sólo tenemos fiscales en dos de los siete municipios, y jueces de distrito sólo hay en Bluefields, lo que dificulta enormemente el acceso a la justicia de toda la población de la región”.
Comisaría de la Mujer
Granera durante su visita inauguró una comisaría de la mujer y la niñez en Laguna de Perlas. En la RAAS, el 35 por ciento de las de las denuncias que recibe la Policía son referidas a violencia intrafamiliar.
Granera refirió, igualmente, que otra de las demandas que priorizarán es la creación de un centro para jóvenes adictos a las drogas, el cual sería construido en conjunto con las autoridades del consejo regional.
“También vamos a hacer un plan especial para trabajar en las escuelas, para declarar zonas libres de violencia juvenil, de alcohol y de drogas, a un determinado perímetro en torno a diferentes escuelas”, refirió.
Para ello la comunidad de Bluefields debe definir cuáles son las escuelas donde se trabajará, y “haremos planes en coordinación con los directores, padres de familia, con los profesores y los mismos alumnos, a fin de involucrarnos para mejorar los niveles de seguridad”.
Finalmente, reconoció que “se requieren más policías, más combustible, requerimos de pangas, motos, y vamos a llevar todas estas solicitudes a presentárselas al señor presidente”.
Granera aprovechó su visita a Bluefields y se reunió con algunos de los familiares de los policías masacrados, el pasado cuatro de mayo, y llevó una ofrenda floral a las sepulturas de los caídos.