Nacional

Policía niega desalojo y parcialidad en “El Espejo”


Luis Alemán

La Policía Nacional negó que haya desalojado violentamente a desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense que mantienen ocupada la finca El Espejo, en la comarca La Patriota, Muelle de los Bueyes, tal y como lo denunciaron los desmovilizados a inicios de octubre ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.
Un informe preliminar de las investigaciones que encabeza una comisión de la Policía Nacional dirigida por el comisionado general Juan Báez, Inspector General de la institución policial, indica que los agentes que el pasado tres de octubre se presentaron a la finca El Espejo, llegaron para indagar supuestas amenazas que los desmovilizados hicieron en contra del finquero Julio Cerna Martínez, antiguo dueño de la propiedad.
El comisionado mayor Alonso Sevilla Midence, Director de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, confirmó a EL NUEVO DIARIO que el informe preliminar de las investigaciones revela que los agentes se presentaron por las denuncias de amenazas, “pero cuando llegaron al lugar donde supuestamente se habían registrado los hechos, no había nadie”.
“Se recibió una denuncia penal de parte del ciudadano Julio Cerna Martínez; en su denuncia decía que armados habían penetrado a su casa en la comarca La Patriota, obligándolo a salir de su propiedad”, detalló Sevilla.
“Fue producto de esa amenaza que la Policía llegó al lugar”, dijo Sevilla, quien afirmó que los agentes llegaron entre las seis y las siete de la noche del tres de octubre. El jefe policial argumentó que “por la distancia que hay hasta la finca” fue que los agentes llegaron de noche.

No había nadie
Los miembros de la ex Resistencia aseguraron que los agentes policiales esperaron en la casa-hacienda que reclama Cerna Martínez hasta que se hiciera noche, para luego caerle a los comandos que se mantienen en otra casa que ellos mismos levantaron en la propiedad, que en diciembre de 2006 les fue entregada con título de propiedad de reforma agraria firmado por Alfonso Sandino, Intendente de la Propiedad del gobierno de Enrique Bolaños, según los desmovilizados, el título fue reafirmado por Mireya Molina, primera Intendenta de la Propiedad del gobierno de Daniel Ortega.
Sevilla detalló que los agentes policiales que llegaron para verificar la denuncia del productor constataron que en la casa donde se había refugiado la gente que amenazó al finquero “no había nadie, por lo que la Policía se retiró del lugar”.
Pero los desmovilizados aseguran que los agentes policiales llegaron en bestias que les facilitó el productor Cerna Martínez, el mismo que los había mandado a llamar para desalojar a los comandos que ocuparon la casa-hacienda.
Cerna Martínez reclama la propiedad de aproximadamente 400 manzanas, misma que el Banco Nacional de Desarrollo le quitó porque no honró una deuda; la finca fue entregada a los desmovilizados que se mantienen en posesión de la propiedad. “La Policía sólo llegó en auxilio de las personas que se quejaron de las amenazas”, dijo Sevilla Midence

Fiscalía no acusó
El jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional también confirmó la investigación en el caso de la muerte del joven Guillermo Laguna Aguilar, de 22 años, ocurrida en enero del año 2006.
“Ese caso se pasó al Ministerio Público, lo que tenemos ahorita preliminar es que el Ministerio Público no acusó”, dijo Sevilla, quien aseguró que la Policía aún no tiene un informe conclusivo.
Sevilla no dio mayores detalles sobre las investigaciones de la muerte de Laguna Aguilar, “hasta donde hemos revisado, (Laguna Aguilar) andaba con dos personas más el día que ocurrieron los hechos”, afirmó el jefe policial, quien detalló que ese día “se dio un enfrentamiento con la Policía y producto de ello resultó muerto”.
El jefe policial explicó que además de la muerte de Laguna Aguilar, también se registraron dos detenciones a personas a quienes se acusó por tenencia ilegal de armas. “Se están haciendo algunas diligencias que hacen falta, por ejemplo, pidiendo la constancia del Ministerio Público donde argumente por qué no acusó”, dijo Sevilla.
Sevilla dijo desconocer otros casos donde oficiales de Policía son señalados de tomar parte en conflictos de tierra y tráfico de influencias.