Nacional

Sanción “de escritorio” para heridos en acción

* Custodios víctimas de sus jefes, de los presos peligrosos y de los jueces que interfieren en normas de seguridad

Lizbeth García

En vez de recibir un premio por haber evitado que el reo Juan José Ortiz Ramírez matara a la fiscal Edith Nohemí Tuckler, las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, podrían sancionar o destituir en sus cargos a Antonio Cruz Conde y a Francisco Silva, bajo el supuesto de que actuaron con negligencia.
Así lo denunció ayer la fiscal Tuckler, quien señaló que es injusto lo que quieren hacer con “sus ángeles de la guarda”, por lo que le hizo un llamado público al director del SPN, alcaide Oscar Molina, para que investigue antes de tomar medidas disciplinarias en contra de Cruz y Silva, quienes tienen 15 y 11 años, respectivamente, de trabajar en el sistema, sin que nunca hayan sido objeto de queja o sanción.
El alcaide Molina indicó que no hay nada que investigar porque las cosas están bien claras: “Si yo estoy cumpliendo una misión y no la cumplo a cabalidad, lógicamente tengo que responder”.
Sin embargo, Tuckler considera que la actuación de los funcionarios del SPN fue pronta, rápida y efectiva, porque nadie podía adivinar que el reo la iba a atacar, pues durante todo el juicio no dio ni una sola muestra de poseer una conducta violenta; pero Molina señala que ellos no debieron haber permitido que el reo se armara, sea de donde fuere que haya tomado el arma.
“Ella tiene sus motivos para sentirse agradecida, porque al final la acción de los funcionarios (del sistema) la protegió, pero nosotros tenemos nuestros motivos para corregir nuestras deficiencias en el trabajo”, agregó Molina.
El alcaide apuntó que el SPN tiene sus normas y código disciplinario, y aunque no adelantó qué tipo de medidas aplicarán sobre Cruz y Silva, señaló que éstas serán de acuerdo con la falta cometida.
Cruz y Silva sufrieron heridas en el tórax y en las manos cuando desarmaron al reo Ortiz Ramírez, quien el pasado cinco de noviembre quiso matar con un verduguillo a la fiscal Tuckler, porque había sido declarado culpable por violación en el Juzgado Quinto Penal de Juicio.
El arma blanca llegó a las manos del acusado cuando él abrazó a una familiar que aparentemente le dio a escondidas el verduguillo en cuestión de segundos.
El trasfondo del problema
El alcaide Molina explicó que en todo país del mundo los reos peligrosos tienen que estar esposados, pero acá el SPN tiene “un problemita” con el Poder Judicial, porque lo primero que hacen todos los jueces y los médicos cuando los internos están hospitalizados, es ordenar que les quiten las esposas.
Según las normas internas del SPN, el reo siempre debe estar con las esposas puestas, por lo que Molina aprovechó la ocasión para hacerle un llamado a los jueces en cuanto al uso de ese dispositivo de seguridad y protección, y adelantó que discutirán esa situación con el Poder Judicial.
Capacitarán a celadores
El magistrado presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, Gerardo Rodríguez, dijo que los 24 vigilantes del Complejo Judicial Nejapa serán capacitados en la Academia de Policía “Walter Mendoza”.
Además, las autoridades judiciales, policiales y bomberiles elaboraron un plan de seguridad integral para el Complejo Judicial Nejapa, que contempla la instalación de aros de seguridad en las dos entradas para detectar armas, además de otros dispositivos preventivos.
Rodríguez explicó, además, que los vigilantes “viejitos” serán jubilados, lo que no significa que los van a correr así por así, porque aquellos empleados que aún no hayan cumplido los 60 años, recibirán como compensación la contratación de un familiar joven para que ejerza la labor de vigilancia.