Nacional

Estelí expectante ante la resolución de caso Kinzel


Máximo Rugama

ESTELÍ
La población esteliana se encuentran expectante ante el fallo que pudiera emitir el próximo lunes, 12 de noviembre, la juez especial de menores, doctora María Elsa Laguna Herrera, en el juicio que se le sigue a la joven K.K.H.T., acusada por el Ministerio Público de haber asesinado al norteamericano Kenneth Augustus Kinzel Jr., con quien sostenía una relación amorosa desde 15 meses antes del crimen.
Sobre la muerte del estadounidense, de 53 años, hay varias conjeturas, y al acercarse el día decisivo, en esta ciudad hay una avalancha de rumores.
Unos murmuran que supuestamente han visto a Kinzel en otras partes, como la Costa Atlántica, Granada o Masaya, por lo que creen que el norteamericano está vivo, y detrás de toda esta situación hay intereses oscuros. Otros señalan que supuestamente Kinzel viajó a los Estados Unidos, y que de por medio habría grandes cantidades de dinero o negocios turbios.
Lo cierto es que todo este mar de especulaciones se estrella contra la versión de las autoridades y contra el dictamen de los peritos investigadores, tanto de la Policía como del Instituto de Medicina Legal, ya que han corroborado que los huesos que encontraron en el sector conocido como La Laguna de Santa Clara-Zona Las Torres, 12 kilómetros al noreste de esta ciudad, así como en la Cuesta “El Cascabel”, pertenecen al norteamericano.
El Ministerio Público a través del fiscal auxiliar, Edgard Armando Aráuz, acusa a K.K.H.T. de haber asesinado con una pistola a Kinzel, la madrugada del 13 de mayo de 2007. Supuestamente la muchacha dejó el cuerpo tirado en un jacuzzi que habían instalado en la casa que alquilaba el gringo a la señora Martiza Zeledón, ubicada en el barrio “El Calvario”.