Nacional

CSJ avala puesta en libertad de los que metieron US$ 606,000


Lizbeth García

La Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones, que prácticamente le dio el “boleto de salida de la cárcel” a casi todos los involucrados en la introducción al país de los “famosos” 606 mil dólares que luego “desaparecieron” de una cuenta del máximo tribunal.
Así lo informó ayer el abogado Oscar Danilo Carrión, quien explicó que como el máximo tribunal confirmó el fallo donde su cliente William Antonio Pérez Mejía fue sentenciado a dos años de prisión por falsificación, volvió a promover incidente de liquidación de pena a favor del reo ante la juez Primero de Ejecución de Sentencias, Roxana Zapata.
Pero la juez explicó mediante un auto, que en vista de que el reo tiene otra causa donde fue condenado por un juez local a una pena de tres años de prisión por asociación para delinquir y usurpación de títulos y funciones, estaba enviando nuevamente el expediente del caso a la Corte Suprema de Justicia para que ahí se tramite la acumulación de causas.
Cosa juzgada,
aduce defensor
Carrión fustigó la decisión judicial, y argumentó que la acumulación de causas sólo procede durante el proceso, lo cual no es el caso, porque los dos juicios donde Pérez Mejía fue sentenciado ya son cosa juzgada, pero además nadie solicitó acumulación de juicios y penas.
Explicó que en el hipotético caso que del máximo tribunal diera lugar a la acumulación, Pérez Mejía ya sobrecumplió simultáneamente las dos penas que suman cinco años de cárcel.
Según las cuentas de Carrión, su defendido tiene un año y medio de estar detenido ilegalmente, porque debió haber salido en libertad el 13 de abril de 2006.
Ayer mismo el abogado promovió ante la Sala Penal 1 del Tribunal de Apelaciones un recurso de exhibición personal a favor del reo, pero será hasta hoy que se sabrá si los magistrados le dan lugar o no.
Sólo un detenido
Hasta ahora, el único detenido por el caso de los 606 mil dólares es Pérez Mejía, mientras que Leyla Bucardo quedó en libertad, lo cual no fue el caso de Jorge Eliécer Hernández o Luis Ángel González Largo, a quien las autoridades de Estados Unidos se lo llevaron para enjuiciarlo allá.
Se desconoce qué suerte tuvieron Hilmar Norberto Barrera y Marcos Tulio Elizabeth, quienes también fueron acusados por lavado de dinero y condenados a diez años de prisión, pero luego la Sala Penal Dos del TAM revocó el fallo de primera instancia dictada por la juez Sexto Penal de Juicio, Miriam Guzmán, cambió la tipificación del delito a falsificación, y la pena. La Fiscalía recurrió de casación contra dicha sentencia, pero la misma fue confirmada.