Nacional

Más gravamen a combustibles

* Impuesto para el Fomav pasará de 8 a 12 centavos dólar por galón, de acuerdo con reglamento de ley * “Impuesto Selectivo debe revisarse para que no se hundan más empresas”, señaló Sergio Santamaría * “Petróleo por alcanzar los 100 dólares, pero Nicaragua no ha hecho nada para amortiguar el impacto”

Gustavo Alvarez

En momentos en que los precios de los combustibles alcanzan niveles récords en el país, siguiendo el comportamiento del valor del petróleo en el mercado mundial, otro impacto espera a los nicaragüenses a partir de diciembre, cuando el impuesto que se aplica a los mismos para el Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, suba de 8 a 12 centavos de dólar por galón (de 1.50 a 2.25 córdobas).
El incremento en el impuesto es considerado como “grave” por el economista Sergio Santamaría, Director Ejecutivo del Centro de Investigación y Asesoría Socioeconómica (Cinase), al señalar que los precios de los combustibles están demasiado altos en el país, como para aplicarles más tributos.
El reglamento a la Ley Creadora del Fomav, entidad encargada de brindar mantenimiento a las carreteras, estableció un impuesto de seis centavos de dólar en el primer año de aplicación (2005), el cual se iría incrementando gradualmente. En 2006 subió a ocho centavos de dólar, el próximo mes sube a 12 centavos de dólar, y en 2009 llegará a 16 centavos de dólar (tres córdobas por galón).
Esto significa que a partir del próximo mes se aplicará al precio del diesel los 54 centavos de dólar en Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) más 12 centavos de dólar del Fomav, para sumar 66 centavos de dólar en impuestos (12.38 córdobas).
En el caso de la gasolina, el impuesto subirá a 81 centavos de dólar (15.19 córdobas), porque a los 69 centavos de dólar de ISC, se le sumarán los 12 centavos de dólar del Fomav.
Santamaría insistió en que es necesario hacer una revisión en el ISC para evitar una paralización de muchas empresas, que no podrán seguir operando si el precio del combustible continúa elevándose.

Se necesita banda de precios
Explicó que el gobierno debería establecer una banda de precios, para que si en un momento el valor internacional del petróleo pasa de un determinado margen, se modifique el impuesto a nivel interno.
La situación es preocupante porque se trata de factores internacionales que impactan en el precio del petróleo, y según las últimas informaciones, está provocando que el petróleo alcance “alturas de vértigo” en el mercado mundial, superando los 95 dólares por barril.
Santamaría estimó que al final de este año el precio del barril de crudo llegará a los 100 dólares, y para ello falta poco.
Sin embargo, señaló que otros países están tomando medidas para enfrentar este problema externo, pero Nicaragua no ha hecho nada para amortiguar el impacto.
La medida de revisar el ISC puede rechazarla el gobierno por considerar que recaudará menos impuestos, pero según Santamaría, si siguen subiendo los precios, de todos modos habrá un quiebre de la demanda porque la gente consumirá menos y la recaudación se bajará.
A los combustibles le sigue en tendencia alcista la mayoría de los productos de la canasta básica. El cilindro de 25 libras de gas butano se cotiza a más de 230 córdobas y la gasolina súper ya está rozando los 80 córdobas por galón.
Esta situación, según el economista, tira por la borda las proyecciones del gobierno de cerrar el año con una tasa de inflación de menos del diez por ciento. Según él, lo menos que se logrará es un 12 por ciento de inflación acumulada a diciembre, mientras que el crecimiento económico del país no pasará de 2.8 por ciento, pese a que el gobierno estima que será de un 3.7 por ciento.

Consumidores no aguantan
Por su parte, Enrique Picado, directivo del Movimiento Comunal de Nicaragua, afirmó que la principal preocupación de la población actualmente es el incremento de los precios de los productos básicos, y con más impuestos la situación empeorará.
Agregó que todos los impuestos y aumento de precios quienes los asumen son los consumidores, que son los que pagan más al comprarlos.
“La gente ya no aguata, existe una grita general por el acelerado incremento del precio de los productos básicos. Hace un mes se hablaba de los frijoles, pero ahora es todo”, expresó.
Como ejemplo mencionó que todas las alzas que están enfrentando las comiderías en los costos de los productos que utilizan para elaborar los alimentos, entre ellos el gas, las están trasladando a la gente que compra la comida.
Añadió que el nivel de estrés de muchas familias es alto, sólo de pensar en el precio de los frijoles, que ha sido el compañero de toda la vida y que no puede faltar en la mesa.

Peligro de crisis social
Picado hizo un llamado al presidente Daniel Ortega y a su gobierno para que traten de hacer algo, porque no se puede dejar que sea el mercado el que regule los precios de los productos básicos.
El dirigente comunal señaló que conoce a grandes comerciantes que tienen bodegas llenas de granos básicos en el Mercado Oriental, que por ejemplo compraron el quintal de frijol a 600 córdobas y ahora lo están sacando a la venta a mil 600 córdobas.
Instó al gobierno a enviar inspectores a los centros de comercio, para comprobar si existe acaparamiento de alimentos o no.
Picado mencionó también el caso de los grandes silos que posee Enabás y en los que el gobierno debió haber invertido para acopiar granos y sacarlos al mercado cuando los precios estaban subiendo, pero no lo hizo.
“Si el gobierno no asume como lo debe hacer, lo que se está vendiendo y cultivando es una situación social de crisis que va a ser difícil detener en el futuro”, pronosticó.