Nacional

Niños de albergue reciben alimentos


MATAGALPA

La Fundación “Denis González López” hizo entrega de más de 20 quintales de alimentos al Centro de Nutrición de Matagalpa y a damnificados que aún se encuentran en el albergue que está ubicado en las instalaciones de la empresa Edismat.
Veintitrés niños desnutridos en edades de uno a cuatro años, que son atendido a tiempo completo por este Centro Nutricional a cargo de a Adriana Bracamonte, a su escasa edad y sin poderse dar cuenta qué es lo que ha pasado, fueron evacuados la noche del 17 de octubre, cuando las fuertes lluvias provocaron que el Río Grande de Matagalpa se desbordara.
“Estábamos confiadas porque cuando pasó huracán Mitch, el río no llegó hasta este lugar, por lo que fuimos sorprendidas, cuando vimos que el agua se vino de repente y a esa hora comenzamos a evacuar a los niños a las casas vecinas, donde pedimos ayuda y nos apoyaron en sacar a los infantes del Centro, trabajo que finalizamos cuando el agua la teníamos cerca de la rodilla, pero logramos sacarlos a todos", aseguró doña Adriana.
Aunque no hubo pérdidas humanas en este Centro, sí se produjeron pérdidas materiales, principalmente en los alimentos de los niños, cunas y colchonetas, trastos de cocina, electrodomésticos y en la infraestructura, por lo que los menores fueron albergados en el Centro el Buen Samaritano, que está ubicado en el sector de La Garita, municipio de San Ramón.
Los 23 niños regresarán al debido a que ya se ha restablecido parte de las instalaciones, pero se necesitará de la ayuda de las personas de buen corazón para tener la medicina necesaria y atenderlos, puesto que muchos de ellos, aparte de estar desnutridos, padecen de otras enfermedades.
Sandra López y José González, presidente y vicepresidente de la Fundación, hicieron entrega de leche, galletas, cereales, jabones, soya, papel higiénico, aceite, pan, harina de maíz, entre otros productos de gran utilidad para la nutrición de los niños.
La directora del Centro agradeció a los directivos de la organización por la donación y solidaridad con los niños y el personal que trabaja para brindarles una atención adecuada. En el lugar hay menores que padecen de diabetes y hidrocefalia, entre otras enfermedades.
EL NUEVO DIARIO pudo constatar que hay niños que han llegado en desnutrición extrema, como en el caso de Melvin, que llegó hace cuatro años, pero su madre se lo llevó y ahora volvió a ingresar en un estado lamentable. El pequeño hoy está volviendo a restablecerse, por lo que es necesario ayudar a este Centro por la labor social que presta, pero no sólo en casos de emergencia, sino una ayuda permanente.