Nacional

Fiscal profundiza sobre subasta de grandes bienes


Eloisa Ibarra

El Fiscal General de la República, Julio Centeno, informó que se reunió con el Registrador Público de Managua, Luis Alberto Bendaña, para rastrear los asientos registrales de los bienes más valiosos provenientes de los bancos liquidados que el Banco Central de Nicaragua (BCN) subastó en 2003.
En la investigación autónoma de la Fiscalía, agregó Centeno, “queremos profundizar en los grandes monstruos que se subastaron a precios muy inferiores a su verdadero valor. Buscaremos las actas de inscripción, las posturas, los precios y quiénes son los verdaderos dueños, para ir contra los beneficiarios”.
El Registrador está dispuesto a cooperar, y ya le solicité por escrito el asiento registral de Lafise, y después vamos con los otros grandes, porque ahí está el mayor perjuicio, según la resolución de la CGR.
Indicó que se reunirá con el presidente del BCN, Antenor Rosales, para puntualizar algunos aspectos referidos a las posturas para la venta de las propiedades, y también continuarán con las citas a los ex miembros del Consejo Directivo.
La CGR estableció un daño económico de 3,106 millones 748 mil 518 córdobas --más de 160 millones de dólares--, por haber vendido a un precio menor al establecido en libros los activos de los bancos desincorporados: Interbank, Bancafé, Bamer y Banic.
Asimismo, estableció un daño patrimonial de 111 millones, 920 mil 289 dólares, derivados del pago adicional de la compra-venta y reinversión para sustituir los Cenis por Bonos Cupón Cero y Bonos Bancarios.
Por ambas acciones, la CGR estableció presunción de responsabilidad penal a los ex miembros del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua (BCN), Eduardo Montealegre, en calidad de ex ministro de Hacienda y Crédito Público; Silvio Conrado, Gilberto Cuadra, Benjamín Lanzas, Ricardo Parrales, y el ex presidente del BCN, Mario Alonso Icabalceta.