Nacional

Flores y misa en el mar por víctimas de “Félix”


Fermín López

PUERTO CABEZAS, raan

Familiares de las personas que murieron en los Cayos Miskitos durante el paso del huracán Félix, depositaron flores y coronas en el mar, frente al muelle de esta ciudad, recordando a sus seres queridos.
En el lugar también celebraron una misa dirigida por el reverendo moravo Joseph Rivera.
A la ceremonia asistieron delegados de las distintas instituciones del Estado, y estuvo presidida por el gobernador de la región, Reynaldo Francis Watson, y por soldados la fragata venezolana “Los Llanos”, que llegó a esta ciudad el pasado jueves con materiales de construcción para los damnificados por el huracán Félix.
Miembros de la Fuerza Naval facilitaron el traslado de una parte de la gente vía acuática, para que los familiares depositaran flores en el mar por las 303 vidas que se perdieron.
Las lágrimas corrían por muchos rostros. Ivania Chow, una joven de 23 años, no pudo contenerse y rompió en llanto mientras depositaba flores y describía los momentos difíciles que vivieron en Cayos Maras, donde ella se encontraba la noche cuando “Félix” arrebató las vidas de las personas que estaban en el lugar.
Ivania recordó a sus compañeras, las que dice haber visto por última vez la noche del 3 de septiembre, y las que le heredaron las responsabilidad de convertirse en la representante de mil 600 niños y niñas huérfanos que perdieron en unos casos a su madre, y padre en otros.
Esta mujer ha pedido al gobierno que sea construido un monumento en los Cayos Maras en honor a las mujeres y hombres que murieron buscando el alimento diario de sus hijos.
“Muchas de estas mujeres prefirieron ir a trabajar al mar asumiendo el peligro y roles de hombres por no ver sufrir a sus hijos, para que en sus casas no faltaran el arroz y los frijoles, hoy esas mujeres se han ido”, dijo en medio de llanto.
Para el próximo domingo, la alcaldesa de la ciudad, Elizabeth Enríquez, ha anunciado un viaje a Cayos Miskitos junto a religiosos, donde depositarán ofrendas florales y se realizará una misa sobre el agua, al cumplirse dos meses de la muerte de numerosos habitantes del lugar.