Nacional

Monopolios farmacéticos a la conquista de médicos

* Federación mundial de consumidores destapa nociva tendencia * Ven a galenos como agentes y a las enfermedades como mercancía * Encuestados reconocen que promociones mercantiles influencian su recetario

Oliver Gómez

El pago de viajes y estudios, o las regalías de electrodomésticos y vehículos a los profesionales de la Medicina con vasta clientela, son algunas prácticas comunes de las grandes compañías farmacéuticas en su afán de aumentar las ventas de sus productos, aprovechándose de la pobre infraestructura de regulación en los países en desarrollo.
Esa denuncia ayer la sustentó con pruebas la federación mundial de organizaciones de consumidores, Consumers International (CI), al presentar su último informe acerca de las prácticas comerciales de las compañías farmacéuticas líderes en el mundo, denominado “Medicamentos, Doctores y Cenas”.
“Los regalos de las compañías farmacéuticas a los médicos amenazan la atención en salud del mundo en desarrollo”, subrayan en el informe, donde aseguran que estas fábricas gigantes de la medicina, ahora están enfrascadas y urgidas en una lucha por atenuar la caída de sus beneficios en los mercados occidentales.

Quieren controlar recetas y consejos de doctores
El informe se centra en las promociones hacia los médicos a través de publicidad, educación en torno a la marca, regalos y ventas de sus representantes. “Están procurando sacudir los hábitos de prescripción y los consejos de los doctores a los consumidores”, reza el documento de 44 páginas, que ya está disponible en el sitio web oficial para Latinoamérica de CI (www.consumidoresint.org).
“Las investigaciones revelan que los regalos de las compañías farmacéuticas incluyen aire acondicionados, computadoras portátiles (laptops), membresía y pertenencia a clubes, conferencias en el extranjero en hoteles cinco estrellas, automóviles nuevos de marca y pago de mensualidades de estudios”, destaca CI en una nota de prensa.
En la parte medular del informe, los investigadores de CI relatan cómo los representantes de varias compañías utilizaron decenas de horas de un médico cirujano de Malasia, para promover sus productos en un período de más de cinco semanas. “El médico recibió más de 70 ítems promocionales de compañías como AstraZenica GSK, Pfizer and Sanofi-Aventis en sólo un mes”, concluyen.

Se aprovechan de pobre regulación
También revelan cómo las grandes farmacéuticas como GSK, Novartis, Roche y Wyeth se han aprovechado de la pobre infraestructura de regulación en los países en desarrollo para imponer su marca.
Para lograr sus objetivos, han emprendido programas como Educación Médica Continua (Continued Medical Education, CME), “para promover el uso inapropiado de los medicamentos, y omitir información sobre los efectos secundarios para la salud”, señalan.
Ponen en evidencia que estas técnicas de marketing están teniendo un efecto singular, pues a manera de ejemplo, la mitad de los médicos encuestados en un país en vías de desarrollo, reconoce en el estudio que las promociones de medicamentos influyen en su prescripción y receta.
“Esto puede conducir al uso irracional de medicamentos, con consecuencias potencialmente fatales, una demanda apoyada por un reciente estudio del gobierno británico que demostró que el 50% de las medicinas en los países en desarrollo eran recetadas, dispensadas o vendidas de manera inapropiada”, concluye la nota de CI.
Richard Lloyd, director general de Consumers International, se pronunció a favor de que los Gobiernos prohíban la práctica de la industria farmacéutica de dar obsequios a los médicos.

No ven enfermedades, sino posibilidades
“La industria farmacéutica ve al mundo en desarrollo como una oportunidad millonaria para garantizar ganancias por los próximos cuarenta años. Las regulaciones débiles hacen de estos mercados un blanco fácil para las técnicas de marketing de las compañías”, señaló Lloyd.
El informe es parte de Marketing Overdose, una campaña de CI contra la promoción irresponsable de medicamentos. Consumers International es una federación global de organismos de consumidores y representa a más de 230 organizaciones en 113 países. En nuestro país el único afiliado es la Liga por la Defensa de los Consumidores de Nicaragua (Lideconic).