Nacional

Jueza desestima querella contra presidente de INDE


La juez Segundo Local Penal, María José Morales, desestimó ayer la querella que por injurias promovió Gabriel Solórzano, presidente de Financiera Nicaragüense de Inversiones S.A. (Findesa), contra Alonso Chamorro, presidente del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE).
Morales desestimó la querella por considerarla “un adefesio jurídico”, después que el abogado Francisco Fletes, representante de Chamorro, hiciera la petición argumentando que las circunstancias del hecho no estaban claras y no dejaban indicado el agravio.
El abogado de Gabriel, José María Enríquez, había interpuesto tres querellas, corriendo con cada una la precedente, lo que fue atacado por Fletes, quien argumentó que no quedaba claro cuál era el agravio que le había causado su defendido.
Según INDE, Solórzano pretendía reformar los estatutos de Findesa y capitalizar los recursos sin informar, y quería llevar una asamblea en un lugar privado fuera del país, y con una serie de requisitos que no están en los estatutos.
Solórzano, en una conferencia de prensa, dijo que Chamorro tuvo pleno conocimiento de la reunión de socios, realizada en Nueva York el pasado 20 de septiembre para discutir temas fundamentales a fin de que la institución cumpliera los requisitos en su transición de financiera a banco.
“INDE acude a una publicación para pedir la anulación de los acuerdos de la convocatoria de los accionistas. Seguidamente, el señor Alonso Chamorro, distribuye una serie de papeletas en Granada y Matagalpa con mi fotografía y esos titulares incendiarios, pone una denuncia en la Policía de que yo lo había amenazado y no presenta pruebas, dice que el 26 de septiembre yo lo amenacé en Managua, Nicaragua. Yo le presenté a la Policía mi pasaje donde se demuestra que yo estaba en Holanda”, dijo Solórzano.
Enfatizó que con estas acciones le fue dañada su honra por el señor Alonso Chamorro, por lo tanto, “dentro del marco de la ley que me compete introduje una querella contra el señor Chamorro y el INDE”.
Actualmente, Findesa cuenta con un patrimonio de 240 millones de córdobas y un capital social de 180 millones, pero para operar como banco necesita 200 millones de córdobas requeridos para la Súperintendencia de Bancos, SIB, que saldrán de las utilidades y capitales de los socios, entre los que se encuentran un banco canadiense y dos bancos holandeses.
Los directivos de INDE han acuerpado a Chamorro, argumentado que por mandato de la Junta Directiva, defiende el derecho de la institución como accionista importante y fundador de Findesa.