Nacional

Niño falleció por asfixia o muerte súbita

* Su hermanito también está enfermo, y abuelos luchan en Managua para que se lo entreguen * Titular de MiFamilia sostiene que cuerpecito no tenía ninguna señal de violencia, ni mucho menos de envenenamiento

Tania Sirias

“Se mantiene que la causa de la muerte del niño fue por asfixia, pero no se determina si fue asfixia mecánica o muerte súbita”, expresó el abuelo del bebé de tres meses, que falleció bajo custodia del Ministerio de la Familia.
Los familiares del pequeño se presentaron a las instalaciones de MiFamilia para exigir que les mostraran el informe preliminar del Instituto de Medicina Legal (IML), donde se explican las causas del deceso. De paso demandaron les entreguen al otro nieto.
Sin embargo, Rosa Adilia Vizcaya, Ministra de la Familia, afirmó que está a la espera del dictamen final de Medicina Legal, pues a ella más que a nadie le interesa esclarecer la muerte del pequeño. “Mientras no tenga el dictamen médico legal no puedo decir las causas que provocaron la muerte del menor”, dijo la funcionaria.
Vizcaya aseveró que lo único que adelantó el IML es que no hubo mano criminal, y el niño no fue objeto de maltrato físico. También se descarta envenenamiento, ya que se les entregó la muestra del tarro de leche, tanto a la Policía como a Medicina Legal. La ministra aseguró que los niños, antes de ingresar al centro de protección, fueron revisados por una pediatra y ésta no notó nada irregular en ellos.

El otro niño está enfermo
Además, indicó que en el centro “Divino Niño” había 75 pequeños ingresados y cuentan con 36 trabajadoras sociales para atenderlos. “Al otro niño lo tenemos en Enfermería, lamentablemente tengo que decir que no ha tenido un buen cuido, tiene cierto grado de desnutrición, presenta picaduras en el cuerpo, tiene anemia y parasitosis, por eso lo tenemos en tratamiento”, señaló la ministra.
El abuelo materno se reunió con la ministra de la Familia y afirmó que se descarta el envenenamiento, pero si se comprueba que hubo negligencia en el cuido del bebé, esperan que se penalice a quien cometió el error.
Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, pidió a la familia que espere que el pequeño se restablezca, y al Ministerio de la Familia que valore si hay recursos familiares para que el niño regrese a Estelí. Insistió que el derecho primario que debe prevalecer es el del niño, y éste debe regresar a su entorno familiar.

Abuelos piden al otro menor
La funcionaria afirmó que retirar al menor de la casa de sus abuelos maternos fue el último recurso que agotaron, pues éstos ya habían sido visitados por MiFamilia y habían dictado ciertas medidas. Además, comentó que el traslado de Estelí a Managua se debió a que el hogar “Divino Niño” es un centro especializado para menores de edad.
“Entiendo la angustia de ellos y más aún con la muerte del niño, pero se debe seguir el procedimiento legal, se les tiene que hacer una valoración psicológica y ver si ya cambiaron las medidas que nos obligaron a realizar el retiro de los menores del entorno familiar”, indicó Vizcaya.
El abuelo dijo que esperarán a que el pequeño se restablezca de salud, pero recurrirán de amparo ante la Corte Suprema de Justicia para que les entreguen al menor. “Ellos decidirán si le dan la custodia a MiFamilia o si regresa a su entorno familiar. Nosotros lo hemos visto desde que nació, sólo nos separamos de él el tiempo que su mamá estuvo conviviendo con el norteamericano. Él me dice papá, y no voy a descansar hasta que el niño regrese a la casa”, expresó.
Tanto los familiares del bebé como el Ministerio de la Familia, esperan el dictamen final del IML, el cual se presume esté listo a más tardar el viernes, y luego será remitido a la Dirección de Auxilio Judicial para esclarecer la causa de la muerte. “Queremos estar tranquilos para no seguir con este sufrimiento que nos causa un gran dolor”, dijo el abuelo materno.