Nacional

“Oraremos para derribar murallas de xenofobia”

* “Conexión espiritual” Managua-San José a través de ayuno desde el primero de noviembre, y avanzada que dará siete vueltas al Estadio de Villa Olímpica, anuncia reverendo Duarte * Partirán 2 mil 500 en buses, microbuses y carros, asistirá comunidad laboral nica, y además del parque deportivo, llenarán gimnasio adjunto con capacidad de cinco mil butacas

Edwin Sánchez

La primera vigilia que se desarrollará en un parque deportivo en Costa Rica será protagonizada por una masiva delegación nicaragüense que enviará la próxima semana una avanzada con el objetivo de darle la vuelta al estadio siete veces --como lo hicieron los sacerdotes israelitas en Jericó-- para “derribar las murallas de la xenofobia, la violencia y las enfermedades”.
El reverendo Omar Duarte informó a EL NUEVO DIARIO que el Estadio de la Villa Olímpica, uno de los más grandes del país vecino, se ocupará para un evento de orden espiritual y no deportivo, político o musical.
Aunque se invitó a los presidentes Daniel Ortega, de Nicaragua, y Oscar Arias, de Costa Rica, los organizadores todavía este martes no habían confirmado su presencia en la “ Vigilia de Milagros Ticos y Nicas, unidos en la fe y la oración”, que se realizará el viernes 9 de noviembre, a partir de las nueve de la noche. Precisamente ese día se instala la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado en Chile, y el sábado 10, el mandatario nicaragüense hará la primera visita oficial a Perú, donde será recibido por el presidente Alan García.
“Esto se convierte en un hecho histórico, porque es una actividad de gran envergadura, donde dos pueblos se unen en una misma fe”, dijo el pastor Duarte, quien adelantó que van a orar por muchos milagros. Delegaciones de nicaragüenses radicados en las distintas provincias participarán en el encuentro.
Aparte de los presidentes, se invitó a funcionarios de ambos gobiernos, van también empresarios del Ministerio Ríos de Agua Viva y de otras congregaciones de Nicaragua, aseguró.
Además del Estadio, con cupo de 15 mil personas, el líder evangélico informó que “vamos a usar el gimnasio que está a la par, con cinco mil asistentes debidamente sentados en sus butacas. Desde ahora, advertimos, según el ambiente que se está viviendo, que vamos a superar las expectativas, porque la comunidad nicaragüense allá está cerrando filas con esta actividad. Nosotros también vamos a orar por los problemas de ellos”.
A la jornada se unió la Asociación “Ticos y Nicas somos hermanos”, de la nación vecina.

Dirigida a comunidad nica
La vigilia es para la comunidad nuestra en aquel país, indicó el reverendo Duarte. “Se han unido las iglesias de allá, van a estar presentes el apóstol Ronny Chávez; el doctor Alex Alvarado, de la Iglesia Ciudad de Dios, de las más grandes de San José; el pastor Rodolfo Arias, de Stereo Visión, radio de gran audiencia, y el hermano Jonás González Junior, de Enlace Internacional, la cadena de televisión que ha estado apoyando la actividad.
La manifestación evangélica posiblemente se trasmitirá por el satélite de Enlace Internacional, y la señal será difundida por el Canal 21.
“El mundo va a ver que los nicaragüenses no son sólo quema llantas, que tiramos bombas y hacemos guerra, sino que nuestra fe sobrepasa todas estas cosas”, expresó el líder que moviliza a 2 mil 500 personas que van, además de los buses, en camionetas, microbuses, carros, y el viernes 2 sale una avanzada a dar siete vueltas al Estadio.
Desde el embajador de Costa Rica en Managua, Antonio Lacsan Lau, hasta el director de Migración y Extranjería de ese país, don Mario Zamora, y el diputado Guyón Macei, segundo secretario de la Asamblea Legislativa, contribuyeron a facilitar la ejecución de la vigilia. En nuestro país fue valioso el aporte de la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, y la directora de Migración, María Antonieta Novoa, dijo Duarte.

"Será una fiesta espiritual"
El pastor Omar Duarte aseguró que es la primera vigilia internacional que impulsan como ministerio, cumpliendo con Hechos 1: 8: “Me seréis testigo en Jerusalén, en Judea, en Samaria y hasta lo último en la Tierra”.

En la práctica, ¿qué dejan estas vigilias entre la gente o sólo es una especie de show religioso?
Dejan una palabra de fortaleza y de vida, que tanto necesita el mundo. En segundo lugar, dejan sanidad en los enfermos, y, en tercer lugar, nos dejan la unidad, que es la oración de Jesús para que Él venga pronto a levantar su Iglesia.

¿Es comprobada la sanación?
Vamos a llevar testimonios de carne y hueso, de niños que fueron tullidos, gente sanada de cáncer contará su experiencia, de otros que hoy caminan y corren; desahuciados del corazón hoy totalmente restaurados. Eso no lo pueden hacer ni la medicina ni la ciencia, sólo Dios.
Esto se convierte en una fiesta espiritual que produce gozo, que tanto necesitan los seres humanos, y levanta la imagen del nicaragüense, porque han creído que los nicas no pueden hacer nada, pues han tenido la imagen del que anda estirando la mano. Nosotros costeamos todo. Lo que hacemos es exportar un avivamiento espiritual.