Nacional

Ex bananeros anuncian huelga de hambre

* Quince hombres dicen estar dispuestos a morir en el campamento de las víctimas del Nemagón

Como una medida de protesta, 15 ex trabajadores de las bananeras de Occidente, anunciaron el inicio esta semana de una huelga de hambre indefinida en el plantón que los ex bananeros afectados por el pesticida Nemagón ocupan desde mayo pasado en el Parque “Pedro Joaquín Chamorro”, frente a la Asamblea Nacional.
La extrema forma de protesta fue anunciada ayer por el líder de los ex trabajadores, Victorino Espinales, quien explicó que la decisión se tomará para obligar al gobierno del presidente Daniel Ortega a cumplir con los acuerdos suscritos en marzo de 2004 y ratificados en mayo de 2005, con el gobierno del entonces presidente Enrique Bolaños.
Dichos acuerdos, compuestos por 20 temas, establecían atención médica especializada, respaldo social y económico a los afectados para trámites sanitarios, ayuda y asesoría jurídica del gobierno a los afectados en sus juicios contra compañías transnacionales y otros aspectos sociales, como la entrega mensual de una cuota de 25 ataúdes.
Según la denuncia de Espinales ante centenares de estudiantes de la Universidad Centroamericana, la drástica acción de protesta sólo concluirá de dos formas: si el gobierno delega a sus funcionarios a resolver la demanda o si los quince ex trabajadores mueren en la jornada.
“Frente al plantón hemos visto pasar al presidente, y no ha sido digno de bajarse ni siquiera a dar un saludo”, dijo Espinales, dirigente sindical de un grupo de al menos 2,000 campesinos de Chinandega y León, quienes pernoctan desde mayo pasado en el Parque “Pedro Joaquín Chamorro”, frente al edificio de la Asamblea Nacional, en Managua.
El líder campesino denunció que a la fecha más de 1,900 campesinos han muerto producto de las afectaciones que ellos aducen les provoca el agroquímico Nemagón, una sustancia química aplicada en las plantaciones de banano del Occidente nicaragüense, en los años 70-80.
Las declaraciones de Espinales se dieron durante la presentación del libro de fotografías Nemagón en Nicaragua, génesis de una pesadilla, del fotógrafo Manuel Esquivel, que ayer fue presentado en la UCA en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica de dicha universidad.