Nacional

Arrecia pleito INDE-Findesa

* Amenazas de muerte, órdenes de cárcel, investigaciones, acusaciones…

La batalla judicial entre los miembros del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE) y la Financiera Nicaragüense de Desarrollo, S.A. (Findesa), arreció ayer a tal extremo que fue detenido momentáneamente por la policía del Distrito Cinco el presidente honorario del primer grupo, Alonso Chamorro Argeñal.
El abogado defensor de Chamorro Argeñal informó que al corroborarse que su defendido no fue debidamente notificado para comparecer a juicio, la juez Segundo Local Penal de Managua, María José Morales, revocó la orden de captura que emitió contra el empresario, después que éste fuese detenido tras haber sido declarado rebelde.
La juez programó para este miércoles la audiencia inicial con carácter de preliminar para Chamorro, quien fue querellado por la supuesta autoría del delito de injurias en aparente perjuicio de Gabriel Solórzano Pérez, presidente de Findesa.

Injurias y amenazas
El abogado de Chamorro explicó que el señor Solórzano alega que se siente agraviado por injurias que atribuye al presidente honorario del INDE.
“Esa injuria es que Gabriel Solórzano había amenazado de muerte, pero esas fueron unas amenazas indirectas que fueron denunciadas por Álvaro Chamorro ante las autoridades de Policía para que investigaran”, explicó el abogado.
La querella de injurias fue presentada el 10 de octubre, luego el juzgado mandó a notificar a Chamorro a su casa, pero no lo comunicaron porque no dieron con su dirección domiciliar y porque además estaba fuera de Nicaragua, subrayó el abogado defensor, quien señaló que después erróneamente el juzgado declaró en rebeldía a su cliente y lo capturaron ayer con orden judicial. Chamorro estuvo detenido dos horas en la Estación Cinco de la Policía, y fue capturado luego de salir de brindar declaraciones en la Fiscalía por la causa entablada contra Findesa.

Anuncian investigaciones
“Me detuvieron por ser parte del proceso que estamos viviendo, pero gracias a Dios ya se logró superar. Esto es producto de la defensa en que estamos del patrimonio de nuestra institución, y de los derechos que estamos protegiendo del INDE”, dijo Chamorro, quien se mostró prudente al referirse al tema “porque no queremos perjudicar a nadie, sólo defender nuestros derechos dentro del marco de la ley”.
El aludido dijo que el INDE está investigando a fondo aspectos administrativos y financieros que atañen a Findesa, “y pronto tendremos el resultado y vamos a denunciarlo cuando tengamos los hechos concretos”, señaló Chamorro, quien expresó que la Superintendencia de Banco está enterada de “situaciones por profundizar sobre Findesa”. Chamorro deberá responder a una segunda querella de injurias este cinco de noviembre en el Juzgado Sexto Local Penal, donde el representante de Findesa, Alejandro Antonio Padilla, querelló a Alonso Chamorro en su doble carácter: como presidente de INDE y como particular, porque en septiembre de este año habría dado declaraciones a medios escritos que el querellante considera afectan a la financiera.

Hasta de defraudaciones se habla
Además, Chamorro y otros directivos de INDE fueron denunciados en la Fiscalía por la supuesta autoría del delito de defraudación, pero el abogado de Chamorro dijo rotundamente “que no existe tal defraudación, ya que ellos están interponiendo eso para contrarrestar unos juicios de nulidades que se tienen entablados en la vía civil, porque convocaron a los socios a una reunión de accionistas en New York”.
El conflicto entre el INDE y Findesa comenzó el 13 de septiembre, cuando el primero demandó a la financiera por convocar a la celebración de una asamblea de accionistas en el exterior, y porque en la misma abordarían, entre otros temas, el cambio de estatutos, aumento de capital y venta de acciones.
Según el INDE, Findesa no está siguiendo los procedimientos que le permiten la ley, ni los estatutos, al querer cambiar todos esos aspectos, al igual que celebrar la junta de accionistas en el exterior.

Solórzano se defiende
Pero el presidente ejecutivo de Findesa, Gabriel Solórzano, rechazó los argumentos y dejó entrever que algo hay detrás de la demanda contra la financiera, porque no hay ilegalidad en celebrar la asamblea de socios en el extranjero. Agregó que al INDE se le convocó en tiempo y forma para la celebración de dicha asamblea y hasta mostró cheque de viáticos a favor de Alonso Chamorro, para que asistiera a la reunión que se celebró en Nueva York el pasado 20 de septiembre.
Solórzano explicó que el INDE es un socio minoritario, con el 14 por ciento de acciones de Findesa, y que quiere utilizar los medios de comunicación para forzar cambios en las decisiones que toma el otro 86 por ciento de accionistas.
El directivo de la financiera señaló, además, que es lógico que Findesa pretenda cambiar los estatutos y aumentar el capital, ya que está en proceso de convertirse en banco y es un mandato de la Superintendencia de Bancos, después de recibir la autorización para tal fin en agosto.