Nacional

Luz subirá mes a mes

* David Castillo, del INE, y Emilio Rappaccioli, detallan el alza de cada mes, comenzando con 3.56 en noviembre como lo anunció ayer END * En enero se habrá pagado a Fenosa los 30 millones de dólares reclamados, la mitad en tarifa y la otra mitad en créditos con hidrocarburos venezolanos * Después de enero, las subidas en el petróleo o los alegatos de Fenosa se resolverán con alzas mensuales en la tarifa

Oliver Gómez

La tarifa del servicio de energía eléctrica subirá 9.06% en alzas diferenciadas. Unión Fenosa las aplicará en las facturas de noviembre, diciembre y enero próximos, revelaron las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) y del Ministerio de Energía y Minas (MEM), quienes “pidieron a Dios” que no suba más el precio internacional del petróleo, pues en 2008 habrá una fórmula para calcular de forma automática los nuevos aumentos mensuales y “sería fatal”.
El presidente Daniel Ortega lo adelantó hace tres semanas, y ayer el titular del INE, David Castillo Sánchez, lo dijo de esta forma: “En el mes de noviembre la tarifa va a subir 3.56 por ciento. En el mes de diciembre 2.5 por ciento, y a partir del primero de enero, un tres por ciento”, señaló, al desglosar las alzas diferenciadas que en total suman 9.06%.

Acción conjunta con MEM
El titular del MEM, Emilio Rappaccioli, acompañó a Castillo Sánchez en este anuncio que realizaron en rueda de prensa en las instalaciones del INE, y ambos coincidieron en que “es necesario aplicar este ajuste de tarifas, no tenemos de otra”, aunque, como de costumbre, no afectará a aquellos clientes que consumen hasta 150 kilowatts hora al mes.
Rappaccioli preguntó: “¿Quién quiere alza? ¡Nadie!, pero si no se hace puede colapsar el sistema energético, y eso significa el colapso de toda la economía de Nicaragua”.
“Si queremos eliminar los racionamientos, entonces tenemos que darle liquidez al sector, y si queremos cambiar esa matriz de generación que hoy es más del 70 por ciento sustentada en el petróleo, entonces tenemos que darle liquidez al sector, especialmente en este contexto de escalada alcista”, agregó el ministro.
Ambos detallaron que en la negociación de este ajuste, el Gobierno y el INE le reconocieron a Fenosa que, en total, realmente necesita recuperar unos 30 millones de dólares por los constantes aumentos que se produjeron en el precio internacional del petróleo, entre octubre de 2004 y enero de 2008.
“Esos 30 millones (de dólares) en un ajuste de tarifas significan entre un 16 y un 18 por ciento”, dijo Castillo, quien aclaró que el Estado, finalmente, le entregará esa suma a la transnacional española-portuguesa, en una combinación de crédito para la compra de combustible, y la otra mitad, en las alzas de tarifas anunciadas.

La cubierta con créditos
Agregó que los primeros 15 de los 30 millones de dólares ya están firmados. “Logramos diseñar un esquema en el que a través de algunos beneficios que genera la cooperación venezolana en materia de hidrocarburos, parte de todos estos 30 millones, específicamente 15 millones de dólares, van a ser cubiertos con un crédito a cuatro años”, refirió el titular del INE.
Se conoció que Fenosa y las empresas generadoras térmicas ya firmaron este crédito, mediante el cual podrán adquirir diesel y búnker venezolano al mismo precio que se cotiza en el mercado internacional, hasta completar los 15 millones de dólares en cuatro años.

La otra mitad en alzas
Ni Castillo ni Rappaccioli lo quisieron decir y esquivaron más de una vez la pregunta, pero el alza de 9.06% en el servicio de energía eléctrica representa los otros 15 millones de dólares entregados a Fenosa.
Pero, entonces, ¿cuánto representa en dinero esta alza de 9.6%?, preguntó EL NUEVO DIARIO dos veces. “No sé, no recuerdo esos cálculos. Habría que preguntarle a los técnicos del Departamento de Tarifas”, dijeron.
“Aquí el riesgo que hay es que si no se dan los ajustes tarifarios la distribuidora no tendrá con qué pagar a los generadores, y los generadores no tendrán con qué comprar el combustible para seguir produciendo energía”, dijo Castillo Sánchez.
De esta manera, el Estado salda todas sus deudas con Unión Fenosa y hasta ahora se desconoce si la transnacional hará lo mismo con las suyas, aunque ayer Rappaccioli prometió que la próxima semana tendrá “nuevas noticias” acerca del cobro de 53 millones 999 mil 99 dólares, que estaba reclamando la distribuidora a Nicaragua mediante su seguro contratado con la Agencia de Garantía de Inversión Multilateral (MIGA, por sus siglas en inglés), del Banco Mundial.
“Eso se sigue negociando. Es cierto que se firmó la carta en España para resolver eso pronto, pero se sigue negociando. Lo único que te puedo decir es que la próxima semana vamos a dar nuevas noticias”, señaló el ministro.
Se conoció que el Gobierno se comprometió con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a fijar un nuevo sistema para calcular los nuevos ajustes en la tarifa del servicio de energía eléctrica a partir de 2008, mediante una fórmula que ahora discuten funcionarios del INE, MEM y Fenosa. No obstante, ayer nadie se quiso referir a este tema, pero tampoco lo descartaron.

Siguen promesas
Rappaccioli, sin embargo, anunció que el próximo 19 de noviembre se van a reducir a la mitad las horas de apagones contempladas en el plan de racionamiento, y el primero de diciembre se acaban por completo las oscuranas para disfrutar de una “Navidad iluminada”. “Pero sería irresponsable decir que no se va a volver a racionar después”, estimó.
Además, señaló que en marzo de 2008 estarán operando los primeros 40 de los 180 megavatios que prometió el presidente Ortega, mediante las plantas Hyundai que serán importadas de China, aunque será hasta agosto de ese año que estará disponible toda la producción.
Los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), ayer activaron su sistema de convocatoria después de anunciada el alza, e iniciaron pequeñas protestas en diferentes puntos de la capital, “para mostrar nuestro definitivo rechazo a este aumento de tarifas”.

Gobierno es más de lo mismo
Gonzalo Salgado, coordinador de la Red, dijo que este Gobierno es más de lo mismo, y sería bueno que explicaran ahora en qué se diferencian de la política energética que emplearon los ex presidentes Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.
Salgado prometió que emprenderán “acciones legales contra el alza, y vamos a llamar a la desobediencia civil, a no pagar las facturas y a reaccionar fuerte contra las cuadrillas para no dejar cortar el servicio, porque esto tiene que generar un reguero de pólvora, la violencia se contesta con violencia”.
Deslindó responsabilidad si es que la población sale a protestar a la calle, arranca los medidores de Fenosa y no paga las facturas, mientras la Red satura de reclamos las oficinas de la distribuidora o lleva el caso a la Corte Suprema de Justicia.
“Vamos a llegar al boicot si es posible, porque esto es un atentado contra el bolsillo familiar frente a la espiral inflacionaria que ya se vive. Llamamos a los consumidores a reemplazar la función de los partidos de oposición, porque es una vergüenza lo que tenemos de oposición, que permite cualquier cosa a este Gobierno”, concluyó.
Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, dijo que la situación del sistema energético es muy lamentable, y la empresa no se alegra con estos aumentos de tarifa, aunque espera la comprensión de los clientes.
“Sabemos que hay un sector que es muy golpeado con el incremento en la tarifa eléctrica. La distribuidora no se alegra, pero es la alternativa que ha encontrado el INE”, subrayó.

(Con la colaboración de Melvin Martínez).