Nacional

Alcalde chinandegano alteró precios de artículos ferreteros


Róger Olivas

CHINANDEGA

En la Recepción de Registro de Denuncias de la Contraloría General de la República (CGR) y ante la Fiscalía de Chinandega, el ex responsable de la Unidad de Adquisiciones (compras) de la Alcaldía de Chinandega, Nicolás Mateo Ordóñez Salmerón, de 43 años, denunció que entre febrero y agosto del corriente año se desembolsaron 19,000 córdobas para compra de repuestos del jeep propiedad del alcalde Julio César Velásquez Bustamante, con el pretexto de reparar un jeep marca Kía propiedad de la municipalidad.
“Se adquirió un juego de cuatro llantas número 15 radiales, valoradas en 12,500 córdobas, para la camioneta Galloper gris de la Alcaldía, pero se le asignaron al vehículo personal del alcalde, las cuales llevé a su vivienda. Dicha compra estaba incluida en la factura total por valor de 60,000 córdobas durante febrero a junio de 2007”, dijo el ex funcionario ante la CGR y el Ministerio Público.
Otra de las supuestas irregularidades señaladas por Ordóñez Salmerón es la venta de chatarra esporádicamente a Justino González, habitante de la tercera calle del Reparto 12 de septiembre, a quien le emitieron recibos manuales por la compra de ese producto.
Alteración de precios en la adquisición de materiales
Entre las abundantes pruebas presentadas por el ex trabajador, figura la orden 25469 fechada el 28 de diciembre de 2005 y firmada por el alcalde de Chinandega, quien aparece en el documento como representante de la dirección administrativa para la compra de 165 codos de 4 pulgadas para el proyecto de construcción del alcantarillado sanitario que se ejecutó en el la segunda etapa del Reparto “Carlos Fonseca Amador”.
El precio por unidad de esos materiales en esa fecha era de 82 córdobas, para un total de 13,530 córdobas que se pagaron con fondos municipales. Curiosamente en una proforma elaborada en una ferretería de Chinandega el 27 de septiembre de 2007, los 165 codos cuestan 8,167 córdobas y por unidad a 49.50.
Además, sobresale la orden 25466 fechada el 28 de diciembre de 2005, donde la firma de Julio César Velásquez Bustamante, representa a la dirección administrativa para la compra de 80 tubos PVC de 6 pulgadas valorados en 110,000, con precio de 1,375 córdobas por unidad para la construcción del sistema de alcantarillado sanitario en la segunda etapa del Reparto “Carlos Fonseca Amador”.
Esta compra fue costeada con fondos del organismo Prodel. Increíblemente, en la proforma de una ferretería chinandegana fechada el 27 de septiembre de 2007, esa misma cantidad de tubos cuesta 70,000 y con precio unitario de 87.50 córdobas.
En la descripción de pruebas aportadas, Nicolás Mateo Ordóñez Salmerón aseguró que los materiales con precios “inflados” fueron comprados por el alcalde a su tía en segundo grado, María Teresa Bohórquez Bustamante.