Nacional

Casi 1500 casos sospechosos en 7 departamentos

Los casos confirmados corresponden a los departamentos de León y Chinandega pero ya hay sospecha de contagiados en Managua, Estelí, Nueva Segovia, Chontales, Granada y el Caribe Norte. Sin embargo, de los mil 490 sospechosos, sólo 35 están confirmados que padecen de leptospirosis.

El número de sospechosos de estar afectados por leptospirosis en Nicaragua aumentó en las últimas horas de 743 a 1.490, mientras el número de muertos se mantiene en nueve, informó hoy una fuente oficial.
La esposa del presidente Daniel Ortega y portavoz del gobierno, Rosario Murillo, informó que el número de enfermos en el departamento de Chinandega es de 1.016 y en León de 448.
El resto de los contagiados está en localidades de las provincias de Managua, Estelí, Nueva Segovia, Chontales, Granada y el Caribe Norte.
Murillo agregó que de los mil 490 sospechosos, sólo 35 están plenamente confirmados que padecen de leptospirosis, lo cual se pudo corroborar a través de exámenes de laboratorio.
Agregó que los exámenes se continúan haciendo en los laboratorios para verificar cuántos son realmente los casos de leptospirosis.
El viernes pasado el número de afectados era de 311, según las mismas fuentes oficiales.
La enfermedad es transmitida por medio del orín de las ratas, perros, caballos, cerdos, vacas, gatos y otros animales infectados.
Las autoridades del sector salud aclararon que esta enfermedad no se transmite de persona a persona, y que el peligro está en que se haga contacto con aguas contaminadas con la bacteria.
Agregaron que se llevará a cabo un plan para reducir la población de ratas, pero no de otros mamíferos ni de aves de corral, y que se hará una campaña educativa para prevenir, controlar y combatir la epidemia.
También dijeron que emprenderán acciones para evitar mas muertes de afectados por la leptospirosis que están ingresados en los hospitales y para que los enfermos sean llevados pronto para atención médica.
Según Murillo, el gobierno cuenta con todas las medicinas y personal, incluidos cuatro especialistas cubanos, para hacer frente a la situación, por lo cual no hay razón para crear pánico en el país.