Nacional

Masiva protesta en Madrid contra agresión a ecuatoriana

*Cientos de personas se concentraron en la Puerta del Sol madrileña bajo el lema “Contra el racismo, la xenofobia, por la convivencia y la solidaridad” *Presidente Correa invita a Ecuador a español que golpeó a ecuatoriana en Barcelona *Fiscalía catalana interpone recurso contra la puesta en libertad del agresor

Cientos de personas se manifestaron el sábado en Madrid para protestar por la agresión sufrida por una adolescente ecuatoriana en un tren en Barcelona. Convocados por la Federación Nacional de Ecuatorianos en España (Fenade), los manifestantes, pertenecientes a diversas nacionalidades, se concentraron en la Puerta del Sol madrileña bajo el lema “Contra el racismo, la xenofobia, por la convivencia y la solidaridad”.
Los manifestantes, entre los que se encontraba el embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa Obando, mostraron su repulsa por la agresión sufrida el pasado 7 de octubre por una joven ecuatoriana de 16 años en un tren de Barcelona.
Su agresor, Sergi Xavier Martín, agredió a la joven con puñetazos y una patada en la cara, que fueron captados por las cámaras de seguridad del tren. Las imágenes fueron difundidas a todo el mundo causando la inmediata intervención del gobierno ecuatoriano, que dio todo su apoyo a la joven agredida. El agresor se encuentra actualmente en libertad con cargos.
En Madrid, los manifestantes mostraron su solidaridad con la víctima de esta “brutal agresión xenófoba”, al tiempo que mostraban pancartas con lemas como “Pedimos justicia y respeto” o “¡No a las agresiones racistas!”.
En un comunicado leído al final del acto, los organizadores instaron a la sociedad a reaccionar para que no se reproduzcan este tipo de actos, al tiempo que alertaron sobre la presencia en España de colectivos que, aunque minoritarios, defienden actitudes contra los inmigrantes.
“Queremos rechazar la normalización que pretenden adquirir en nuestro entorno las agresiones xenófobas y racistas, que son más frecuentes de lo que hemos estado dispuestos a reconocer”, concluyó el comunicado.
Correa invita al agresor
El presidente ecuatoriano Rafael Correa invitó el sábado a conocer Ecuador al agresor de la menor ecuatoriana, y lo describió como un “desadaptado y un enfermo” que antes que rabia le causa pena.
“A este señor no hay que tenerle rabia, hay que tenerle pena. Es alguien enfermo. Y no sólo eso: lo invitamos para que venga a Ecuador, para demostrarle lo que es querer, para demostrarle lo que es ser solidario, para demostrarle lo que es saber convivir”, dijo Correa en su programa semanal de radio.
El mandatario señaló que el maltrato del que fue víctima la adolescente es un caso aislado, en el que no cabe un reclamo diplomático, pero que aun así le pidió al gobierno español velar para que la justicia sancione al agresor.
“Quiero dejar en claro una cosa: la gente española es extraordinaria, nos ha abierto los brazos, en la mayoría de los casos nuestros migrantes son muy bien tratados. Este tipo, este pobre chico “desadaptado”, no representa en absoluto a la sociedad española”, afirmó.
El presidente ecuatoriano insistió en que las autoridades no pueden evitar este tipo de violencia xenófoba. “Sabemos que no depende esto del gobierno; sabemos de la calidad humana de españoles y españolas, pero sí le hemos pedido que vele para que se cumpla la justicia y este señor tenga una sanción, para que no ande libre y sea un peligro”, comentó Correa.
Recurrirán decisión de dejarlo libre
La Fiscalía recurrirá ante la Audiencia de Barcelona la decisión del juez de Sant Boi de Llobregat (localidad próxima a Barcelona) de dejar en libertad con cargos, y sin fianza, al agresor de la menor ecuatoriana
Según informó un portavoz de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la región de Cataluña (TJSC), este fin de semana el Ministerio Público estudiará el auto judicial y los argumentos que esgrimirá en su recurso, por lo que el escrito se presentará la semana que viene.
La decisión de recurrir la puesta en libertad de Sergi Xavier M.M. se adoptó en la reunión que mantuvieron hoy la fiscal jefa del TSJC, Teresa Compte, los fiscales coordinadores competentes y la fiscal encargada del caso.
El Ministerio Público impugnó la decisión judicial directamente ante la Audiencia de Barcelona, en vez de recurrir previamente al juzgado de instrucción número 2 de Barcelona, que anoche acordó dejar en libertad a Sergi Xavier, aunque con la obligación de comparecer diariamente ante la Policía.
El portavoz de la Fiscalía recordó que, pese a que el juez no acordó imponer medidas cautelares “tan intensas” como el ingreso en prisión que solicitaba el Ministerio Público, sí aceptó su tesis de que Sergi Xavier podría ser autor de un delito contra la integridad moral, con la agravante de xenofobia, por las frases vejatorias que dirigió a la menor.
De hecho, en su auto el juez argumentó que debe descartarse la existencia de un delito de lesiones en el caso, porque los exámenes forenses que ayer se practicaron a la menor no detectaron ningún daño físico ni psíquico de la chica, pese al “estado de abatimiento” que presenta a consecuencia de la agresión.
Según el juez instructor, salvo en lo de acudir acompañada a su centro de enseñanza, la menor “en nada ha tenido que variar sus hábitos de vida, manteniendo incluso las salidas nocturnas con sus amigas, lo que indudablemente le valdrá para recuperar su normalidad y felicidad habituales”.
La Fiscalía pidió ayer el ingreso del presunto agresor en prisión preventiva argumentando que existía riesgo de fuga y de que volviera a atacar a la menor, pero el juez consideró que no hay ese peligro.
Pese a calificar de “inadmisible” la agresión, el auto recuerda que, por el momento, el ataque debe tipificarse como un delito de trato degradante con la agravante de xenofobia que está castigado con entre seis meses y dos años de cárcel, una pena que puede quedar suspendida si se carece de antecedentes penales.
El agresor acudió a primera hora de hoy a la comisaría de policía de Santa Coloma de Cervelló (localidad en la que reside) para cumplir con la comparecencia diaria que le impuso el juez, y evitó el contacto con los medios de comunicación.
Los camarógrafos siguieron al Sergi Xavier hasta un bar donde se refugió y en el que se vivieron algunas escenas de tensión entre los reporteros y el entorno del joven, uno de cuyos amigos ha sido denunciado por un fotógrafo por romperle a golpes la cámara.
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó su respeto a la decisión del juez, pero coincidió con el fiscal en que éste debería permanecer en prisión.
En rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno, Fernández de la Vega recordó que una de las prioridades del Ejecutivo es la lucha contra el racismo y la xenofobia, y abogó por hacer recaer “todo el peso de la ley” contra los autores de agresiones que “no son tolerables”.
No obstante, Fernández de la Vega quiso dejar claro que estas actitudes xenófobas son minoritarias en una sociedad “agradecida y tolerante” y que “repudia estos comportamientos”.