Nacional

INF, otra agencia que opera aquí con la DEA

* Segundo Secretario de EmbUSA explica que no se involucran operativamente en la lucha antinarcóticos * Atienden también esfuerzos contra el consumo en la juventud, trata de personas y crimen organizado

Vladimir López

Las fuerzas antidrogas de Estados Unidos en Nicaragua no solamente se reflejan por la presencia de oficiales de la agencia antidrogas (DEA), sino también por la presencia de funcionarios de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos y de Ejecución de la Ley de Departamento de Estado (INF), la que es atendida por el Segundo Secretario de la embajada, Byron F. Tsao.
“Tenemos una meta en común con la DEA”, declaró el diplomático a EL NUEVO DIARIO, “nos mantenemos en constante comunicación, hacemos muchos trabajos juntos, pero no somos la misma organización”.
El señor Tsao precisó que mientras la DEA es más operativa, la INF dedica sus esfuerzos por brindar apoyo a la Policía y a la Fuerza Naval “y no nos involucramos directamente en operaciones antinarcóticas”.
Sostuvo que además de ejecutar proyectos de apoyo con la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa, enfocan sus esfuerzos en la lucha contra el consumo de drogas entre la juventud nicaragüenses que se encuentra en alto riesgo, por medio de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía.
“En mi oficina no sólo se trabaja en contra del narcotráfico, sino que también en trabajamos contra la trata de personas, crimen organizado y pandillas juveniles”, manifestó.
En Nicaragua desde 1997
El diplomático norteamericano explicó que la INL firmó su primera Carta de Acuerdo con el gobierno de Nicaragua en 1997, y que la misma está orientada para apoyar proyectos, por separado, del Ministerio de Gobernación y del Ministerio de Defensa.
“La mayor parte de proyectos se han enfocado en mejorar las capacidades de interdicción de la Policía Nacional y de la Fuerza Naval nicaragüense en la zona del Atlántico debido a su historia de alto movimiento”, manifestó.
“Sin embargo”, agregó, “este año hemos experimentado mayor tráfico aéreo y marítimo en la franja del Pacífico. Otra zona es la frontera de Peñas Blancas compartida con Costa Rica, donde transitan más de 200 camiones diariamente”.
El diplomático considera que el programa de la INL en Nicaragua es modesto en comparación con los programas que se ejecutan en los países productores de drogas como Colombia y Perú.
“Aun así”, manifestó, “los Estados Unidos han contribuido con más de 6.5 millones de dólares desde 1997, los cuales han sido destinados para reforzar el trabajo de las fuerzas del orden público”.
El apoyo a la Gobernación y Defensa
El señor Tsao precisó que el programa INL ha proveído a la Policía nicaragüense vehículos, radios, canes (perros) para la detección de narcóticos y dinero, computadoras, etc. y que una gran parte de los fondos son destinados a la Unidad Antidrogas.
Apuntó que hace poco, el programa financió y completó reparaciones y mejoras en la estación de inspección vehicular y se entregaron siete motocicletas en las fronteras de Peñas Blancas, donde la Policía incauta grandes cantidades de drogas.
Agregó que se impulsarán proyectos contra la corrupción y abuso de sustancias en las escuelas secundarias de Managua, y que se trabaja con la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía en la lucha contra el consumo de drogas entre la juventud nicaragüense.
Destacó que el programa INL ha estado reacondicionando las patrullas de la Fuerza Naval nicaragüense, especialmente las que se ocupan a los carteles de la droga en la zona del Atlántico.
“Hemos reparado 24 botes y hemos proveído a la Fuerza Naval de equipos de salvamento, repuestos para motores y radios”, indicó.
Sostuvo que se reconstruirán los tres barcos patrulleros de aguas profundas Daburs, de fabricación israelí, que miden 65 pies de largo. Actualmente dijo que dos han sido reparados y que solamente se encuentra pendiente uno.