Nacional

Abogados se sublevan contra “modelo de despacho judicial”

* Sustituirán a jueces suplentes por jueces itinerantes * Magistrados minimizan reclamos y líos que ocurren

Lizbeth García

La magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos, anunció ayer que el nuevo modelo de gestión de despacho judicial será inaugurado el 15 de noviembre, pero desde ayer el mismo fue rechazado por varias decenas de abogados que protagonizaron una protesta en el parqueo noroeste del Complejo Judicial Nejapa.
La abogada Lesbia Bojorge explicó que actualmente en los juzgados civiles no hay condiciones para trabajar, porque sólo para presentar un escrito en la Oficina de Recepción de Escritos tienen que pasar dos horas de pie en una fila, tiempo que atenta contra los plazos que son fatales en materia civil y penal.
“Los magistrados hacen inspecciones semanales, pero no se ve solución”, agregó Bojorge, quien se quejó de que el magistrado Edgard Navas no la recibió en su despacho cuando ella llegó a dejar la carta con las quejas y las firmas de los abogados.
La magistrada Alba Luz Ramos --que ayer realizó un recorrido junto al doctor Edgar Navas por el Complejo Judicial Nejapa para ver el avance de las obras de construcción--, minimizó la protesta, y señaló que “siempre que hay cambios hay incomodidades, desafortunadamente”.
Dijo que lo que se debe hacer es pensar en el futuro y en cómo va a mejorar la gestión de despacho judicial, que supuestamente va a dejar de lado lo que llamó “clientelismo”, y las arbitrariedades en el manejo de los despachos.
Sin embargo, la abogada Lesbia Bojorge señala que lo que se ve en la práctica es que no reciben a la población ni dan respuesta a los escritos que presentan.
“El descaro de los jueces y de los secretarios ahora es mayor porque nos dicen: “No hay resolución”, “No encontramos su expediente”, y ahí andan de arriba abajo sin trabajar”, se quejó el abogado Heberto Orozco, quien señaló que todo eso afecta a los abogados y a sus clientes, porque estos últimos reclaman con razón. Orozco llamó a la Corte Suprema a acabar con la indolencia, el maltrato y la irresponsabilidad, porque de lo contrario, como última medida, marcharan por las calles sin temor a que llegue la Policía.
El presidente del Tribunal de Apelaciones, Gerardo Rodríguez, reconoció que “hacer remodelaciones con la familia dentro de la casa es complicado”, pero dijo que a mediados de noviembre esperan dar mayores comodidades a los litigantes.
Los fiscales también tienen quejas.
Uno de ellos, que prefirió el anonimato, explicó que le archivaron una acusación porque el intercambio de información y pruebas no llegó a tiempo al juzgado de audiencias, porque el fiscal que lo estaba presentando se tardó dos horas haciendo fila en la Oficina de Recepción de escritos.
La propuesta de los abogados que ayer conformaron una comisión para ir a hablar con los magistrados el lunes próximo, es suspender los términos por unos cuatro meses.
Cabe explicar que para aplicar el nuevo modelo de gestión de despacho judicial, la CSJ está remodelando la infraestructura en el Complejo Judicial
Nejapa, por lo que varios juzgados han sido movidos y cerrados temporalmente.
Las obras cuestan unos cinco millones de córdobas, según el magistrado Gerardo Rodríguez.
La cifra presupuestada era de dos millones de córdobas.

Suprimirán la suplencia
La Corte Suprema de Justicia podría acabar con la figura del juez suplente para dar paso a los jueces itinerantes que actuarán como titulares en cualquier juzgado del país que temporalmente esté sin juez.
El problema con los suplentes es que éstos quieren ser incorporados a nómina y a la carrera judicial, con todos sus beneficios, pero la magistrada Alba Luz Ramos explicó que presupuestariamente hablando no puede haber dos nóminas.
Explicó que la Corte hará un estudio para ver cuánto invierten al año con los jueces suplentes, y también analizarán el desempeño de los mismos y sus méritos.