Nacional

Panificadores marchan y reclaman por carestía generalizada

* “El pueblo de Nicaragua está encadenado por Alemán y Ortega”, subrayó Ermis Morales

GRANADA
Con la indumentaria clásica, los panaderos de Nicaragua marcharon ayer en Granada en protesta por las constantes alzas en los precios de la materia prima, entre ellos la harina, levadura, mantequilla y aceite.
Encabezados por el líder del movimiento “Los Encadenados”, Ermis Morales, los panaderos marcharon con cadenas en su cuerpo, acompañados por planchas de hierro y candiles llenos de gas, en alusión a las privaciones que los nicaragüenses sufren a causa de los racionamientos de energía eléctrica y agua potable.
Morales manifestó que la intención era marchar sin ropa, pero que por advertencias del comisionado Pedro Dennis Morales, jefe de la Policía de Granada, la desnudez se suspendió.
“Queríamos marchar como Dios nos trajo al mundo, pero el Comisionado dijo que si salía desnudo, no sólo yo caía preso, sino también el Presidente departamental y la Junta Directiva”, señaló.
El líder señaló que por el compromiso adquirido entre el Presidente de la Asociación de Panaderos de Granada, Juan López, y la Policía del departamento, no marchó desnudo como inicialmente lo declaró, pero dijo que “esto apenas comienza, y cuando la marcha sea en Managua voy a hacerlo desnudo”, afirmó.
Según los dirigentes, la marcha tenía como objetivo tratar de frenar el aumento “arbitrario” que vienen sufriendo los productos de la canasta básica, entre ellos el pan, los huevos, el aceite, la manteca, el queso, los frijoles y el arroz.
“¿Quién lo mandó de tapudo a decir Hambre Cero, si eso es lo que más tenemos en Nicaragua? Y la Usura Cero de la que habló también es falsa, porque los bancos y las microfinancieras nos tienen en problemas”, expresó Morales, refiriéndose al presidente Ortega.
Por su parte, López expresó que al alza, principalmente en la harina, es lo que más les está afectando. “Tenemos entendido que esta semana el saco va a subir 60 córdobas más, sin embargo, la población no quiere pagar más dinero por el mismo bollo de pan”, expresó.
Peticiones
La marcha iniciada en el Cementerio General de Granada a las 10:00 a.m. concluyó en las instalaciones de la Alcaldía, donde fueron atenidos por la alcaldesa, Rosalía Castrillo.
Entre las peticiones hechas por los panaderos estaba la participación en la mesa de concertación de la Cami-Pyme para revisar el cobro del impuesto y consensuar la tarifa, “porque nos han dicho que vamos a pagar un impuesto especial, pero no nos han aclarado eso”, dijo López.
Otras peticiones fueron la capacitación técnica a través de un centro especial para que los panificadores estén aptos en el desempeño de su trabajo, el financiamiento para las pequeñas y medianas empresas, y, para finalizar, la formalización del gremio.
En cuanto a la participación en la mesa de concertación, la alcaldesa Catrillo respondió que la Junta Directiva puede participar libremente tanto en la municipal como en la departamental.
Sin embargo, en lo referente a los impuestos expresó que “eso tenemos que verlo con el Concejo, porque ni el vicealcalde ni mi persona estamos facultados para bajar, subir o regular el impuesto, sin la autorización de ellos”, remarcó.