Nacional

Ortega se guarda el control militar

* Presidente ganaría en primera con un solo voto de ventaja * Vicepresidente, una figura que sería totalmente eliminada * Buscan reelección sucesiva de alcaldes, vicealcaldes y concejales

El partido Frente Sandinista no está dispuesto a arriesgar el control que el Presidente de la República ejerce sobre el Ejército de Nicaragua y sobre la Policía Nacional, en las negociaciones que sostienen con el PLC, para reformar nuevamente la Constitución.
EL NUEVO DIARIO tiene en su poder el borrador de reformas que los “rojinegros”, encabezados por el presidente Daniel Ortega, plantearon a su contraparte liberal, manejados por el ex mandatario y reo Arnoldo Alemán.
Según dicho documento, las modificaciones constitucionales que busca el FSLN están dirigidas a garantizar la reelección presidencial perpetua, la diputación vitalicia para los ex presidentes desde 1979, y la creación de la figura del primer ministro como jefe de Gobierno con funciones decorativas.
Pero, además, los sandinistas establecen claramente que el Presidente de la República se mantendrá como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas del país, y su autoridad debe de prevalecer sobre el Primer Ministro, que asumiría funciones administrativas.
“El Poder Ejecutivo lo ejercen el Presidente de la República y el Primer Ministro. El Presidente de la República es el Jefe de Estado, Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, que incluyen al Ejército de Nicaragua y a la Policía Nacional. El Primer Ministro es el jefe de Gobierno”, reza el artículo 144 del borrador de reformas pretendidas por el FSLN.
Según el artículo 3 del borrador, “las figuras del Poder Ejecutivo en las personas del Presidente de la República como Jefe de Estado, y Primer Ministro como Jefe de Gobierno, entrarán en plena vigencia conjuntamente a partir de las elecciones del año dos mil once. Los alcaldes y vicealcaldes deberán terminar el período para el cual fueron electos”.
En cambio, la figura del Vicepresidente de la República quedaría eliminada por completo, según revela el mismo documento, ya que el artículo 145 de la Constitución actual, que señala la actuación del vicemandatario en relación con la Carta Magna y con el Presidente, sería “suprimido”.
Las funciones que actualmente ejerce el Vicepresidente serían asumidas por el Primer Ministro.
Presidente gana con simple “mayoría de votos”
Los sandinistas pretenden, además, según su borrador de reformas, que para ser electo como Presidente de la República, el candidato simplemente requiera de una “mayoría de votos”, eliminando cualquier margen o porcentaje necesario para alcanzar la silla presidencial en el conteo de los votos.
El artículo 147 de la Constitución, señala el texto, debería leerse: “Para ser electo Presidente de la República el candidato deberá obtener una mayoría de votos”.
Actualmente el mismo artículo establece que para ser elegido Presidente, el aspirante debe obtener como “mayoría relativa”, al menos el cuarenta por ciento de los votos válidos.
“Salvo el caso de aquellos que habiendo obtenido un mínimo del treinta y cinco por ciento de los votos válidos, superen a los candidatos que obtuvieron el segundo lugar por una diferencia mínima de cinco puntos porcentuales”, se lee en el artículo 147 de nuestra Carta Magna vigente.
Justamente, esta disposición fue el resultado de anteriores reformas “cocinadas” en 2000 entre el FSLN de Ortega y el PLC de Alemán, y que favorecieron al líder sandinista para ganar las pasadas elecciones.
En noviembre de 2006, a Ortega le bastó obtener el 38 por ciento de los votos válidos, y posicionarse con 9 puntos porcentuales sobre Eduardo Montealegre de la ALN, su principal adversario, para ser nombrado Presidente.
Si la propuesta sandinista es aceptada por la comisión negociadora del PLC, y finiquitada en las reformas constitucionales, el próximo Presidente de Nicaragua podrá ser elegido con una simple “mayoría de votos”.
Buscan reelección de alcaldes, vicealcaldes y concejales
Por otro lado, la administración de los alcaldes, vicealcaldes y concejales que resultaren electos en las próximas elecciones municipales, será de cinco años, y no de cuatro, según las intenciones del Frente Sandinista.
Y dejan abierta la posibilidad de que éstos puedan ser reelectos, pues según su propuesta, de la Constitución vigente se suprimiría lo siguiente: “El alcalde y vicealcalde sólo podrán ser reelectos por un período. La reelección del alcalde y del vicealcalde no podrá ser para el período inmediato siguiente”.
Libre albedrío sobre nombramiento de ministros
Eso no es todo. Las reformas que los sandinistas presentaron a los liberales del PLC, modificarían de manera sensible los requisitos y calidades que exige nuestra Constitución para nombrar a los ministros, viceministros, presidentes o directores de entes autónomos y gubernamentales, embajadores, y jefes del Ejército y de la Policía.
El artículo 152 de la Carta Magna establece actualmente que para aspirar a esos cargos se requiere, entre otras cosas: ser nacional de Nicaragua; estar en pleno goce de sus derechos políticos y civiles, y haber cumplido veinticinco años de edad.
En el caso del cargo de ministro, viceministro, presidente o director de algún ente autónomo o gubernamental, o embajador, no podrán aspirar a éstos: los militares en servicio activo; quienes desempeñen simultáneamente otro cargo en alguno de los poderes del Estado; o quienes hubieren recaudado fondos públicos o municipales, sin estar finiquitadas sus cuentas.
Sin embargo, estos requerimientos son eliminados del artículo 152, y en su lugar, se deja consignada la naturaleza de la relación entre los funcionarios y el Presidente de la República y el Primer Ministro.
“El número, organización y competencia de los ministerios de Estado, de los entes autónomos y gubernamentales y de los bancos estatales y demás instituciones financieras del Estado, serán determinados por la ley. Los ministros y viceministros gozan de inmunidad”, se lee en el artículo propuesto por el FSLN.
“El Consejo de Ministros será presidido por el Presidente de la República, y en su defecto por el Primer Ministro. Este Consejo de Ministros estará integrado por el Presidente de la República, el Primer Ministro y los Ministros de Estado. Sus funciones son determinadas por la Constitución Política”, establece.