Nacional

Cifras en un año de penalización del aborto terapéutico


Tania Sirias

Mañana se cumplirá un año de la derogación del aborto terapéutico en la legislación nacional, y a la fecha 87 mujeres han muerto, pero de éstas, 17 todavía estarían vivas de no haberse reformado el Código Penal, dijo Ana María Pizarro, coordinadora Regional de la Campaña 28 de Septiembre. La especialista indicó que según cifras del Ministerio de Salud, 12 mujeres se han quitado la vida a causa de un embarazo no planificado.
Lo alarmante de esta cifra es que esto es un subregistro, pues el 90% de los casos son embarazos en adolescente y la familia por pena no dice los motivos del suicidio, y en su mayoría se trataba de gestaciones producto de violaciones. “El año pasado sólo se reportaron dos casos de suicidio en adolescentes, pero en el primer semestre del año se han reportado 12 casos”, señaló Pizarro.
Asimismo, expresó que las 12 mujeres que se suicidaron lo hicieron con sustancias químicas, donde sobresale la fosfina, mejor conocida como la pastilla del amor.
Muertes que ya no se reportaban
Pizarro dijo que según registros del Minsa, se han atendido 41 mil 500 abortos en ocho años, lo cual indica que se practica un promedio de cinco mil 200 abortos por año, sólo en los hospitales públicos del país. Además, comentó que las cifras sobre mortalidad materna son las menos confiables, ya que se manejan de acuerdo a las políticas de cada gobierno.
La coordinadora de la Campaña 28 de Septiembre indicó que a estas muertes hay que sumar las mujeres que fallecieron a causa de embarazos ectópicos, casos que ya estaban desterrados de los registros del Minsa, pues la gestación era interrumpida antes de poner en riesgo la vida de la mujer.
“También está el caso de una mujer en León, la cual falleció a causa de mola hidatiforme -- una degeneración del tejido de la placenta--, ya que no se le brindó una rápida atención a causa de la eliminación del aborto terapéutico”, relató la directora de Sí Mujer. Agregó que también se tiene que sumar el fallecimiento de cuatro mujeres por practicarse un aborto en condiciones inseguras de salud.
Supremacía del no nacido
Pizarro lamentó que los médicos están tomando decisiones tardías para salvar la vida de la mujer, pues temen ser procesados. “Las mujeres saben que el Minsa les ha cerrado las puertas y el sistema de salud las impulsa al aborto clandestino, pero luego las vuelve a atender con un presupuesto escuálido que no alcanza para la atención de las emergencias obstétricas”, dijo la especialista.
Además, dijo que existe una gran ignorancia y menosprecio hacia la opinión científica de las sociedades médicas, quienes demandaron a los diputados que se cumpliera con el Estado laico y no se supeditaran a los lineamientos de las jerarquías religiosas.
Por otro lado, expresó que los médicos no están dispuestos a ser procesados, ir a la cárcel o que los inhabiliten para ejercer la medicina. La doctora comentó que los ginecobstetras que atienden a la mujer en las 40 semanas que dura un embarazo, pueden ser condenados porque quedó aprobado el artículo 148 en el Código Penal, el cual da protección legal al no nacido.
“Por ese artículo los médicos pueden ir cinco años a la cárcel o ser inhabilitados por ocho años. Esto significa que durante los nueve meses que dure la gestación, los galenos pueden ser acusados por causarle daño físico o sicológico al no nacido. Lo que se estableció es la supremacía del feto, pues se le otorga derechos legales por encima de los derechos constitucionalmente establecidos a las mujeres ya nacidas”, expresó Pizarro.
También opinó que los principales responsables de estas 87 muertes maternas son los diputados, ya que los partidos políticos deben legislar en función del carácter laico del Estado y no en función de su inscripción religiosa. “En este país las mujeres no somos presidentas, nos están mandando a la cárcel o al cementerio”, concluyó la directora de Sí Mujer.