Nacional

Reelección presidencial perpetua


La propuesta de reformas constitucionales del Frente Sandinista en las negociaciones con el PLC está dirigida a modificar sensiblemente la organización y atribuciones de los poderes Ejecutivo y Legislativo, para garantizar la reelección presidencial perpetua; la diputación vitalicia para los ex presidentes desde 1979, y la creación de la figura del primer ministro como jefe de Gobierno con funciones semidecorativas.
El diputado sandinista José Figueroa negó a algunos medios de comunicación la existencia de alguna propuesta o iniciativa formal, pero EL NUEVO DIARIO obtuvo una copia del borrador de las reformas a la Constitución Política de la República de Nicaragua, elaborado en el seno del partido de Gobierno.
Ésta sería la contrapropuesta a la que ha elaborado el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y de la cual el ex presidente y reo Arnoldo Alemán brindó algunos adelantos el lunes, entre ellos, que el presidente de la República se elija con mayoría simple de los votos válidos.
Según el documento, la iniciativa del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) --liderado por el presidente Daniel Ortega-- implica modificar un total de 22 artículos, en siete de los capítulos de nuestra Carta Magna.
Objetivo central: reelección
Entre estos artículos se encuentra el 147, del Capítulo III de la Constitución, relacionado al Poder Ejecutivo, que establece cuáles son los requisitos para poder aspirar a ser presidente, pero que también define quién no puede ser candidato a ese mismo cargo.
Según dicho artículo, en la Constitución actual, no puede ser candidato a presidente aquella persona que ocupe ese puesto en el período durante el cual se efectúa la elección para el período siguiente. Pero además, expresa que tampoco puede aspirar quien hubiere ejercido dos períodos presidenciales.
En este caso, está inhibido para postularse el presidente Daniel Ortega, ya que además de ocupar el puesto actualmente --lo que significa que durante su gobierno se elegirá al siguiente mandatario--, para la próxima elección (2011) ya habría sido mandatario en dos administraciones: de 1985 a 1990, y de 2007 a 2012.
“No podrá ser candidato a Presidente ni Vicepresidente de la República: a) El que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período en que se efectúa la elección para el periodo siguiente, ni el que la hubiere ejercido por dos períodos presidenciales”, reza actualmente el artículo 147.
Sin embargo, este inciso del artículo es suprimido en la propuesta de reformas a la Constitución que plantea el oficialista FSLN.
De manera que de ser aprobada esta modificación, el presidente Ortega podría correr nuevamente como candidato para las elecciones presidenciales las veces quiera, ya que la Constitución no le prohibiría ese derecho.
Diputados vitalicios
En su propuesta, los sandinistas también pretenden reformar el artículo 133 de la Constitución, del Capítulo II del Poder Legislativo.
Actualmente, dicho artículo establece que el ex presidente y ex vicepresidente, electos por el voto popular directo en el periodo anterior, pueden asumir un escaño en la Asamblea Nacional como diputado propietario y diputado suplente, respectivamente.
Ese mismo derecho de asumir un escaño en el Parlamento lo tienen los candidatos a presidente y vicepresidente que quedaron en segundo lugar durante las elecciones.
Sin embargo, el artículo 133, de acuerdo a la propuesta del FSLN, debe de leerse: “También forman parte de la Asamblea Nacional como diputados vitalicios, los ex presidentes de la República electos por el voto popular directo a partir de 1979”.
“De igual manera forman parte de la misma (Asamblea), el candidato a la Presidencia en su carácter de diputado propietario, que hubiere obtenido el segundo lugar en las elecciones correspondientes. Los que no ejercieren esta diputación por las causas que fuere, gozarán únicamente de la pensión otorgada por el Sistema de Seguridad Social”, reza el documento.
A la luz de esta propuesta de reforma, si se llegase a aprobar, serían diputados vitalicios el presidente Daniel Ortega Saavedra y los ex mandatarios Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán Lacayo y Enrique Bolaños Geyer.
Presidente escogerá al primer ministro
Pero además, los sandinistas proponen que la Asamblea Nacional elija al primer ministro, “según propuesta enviada por el Presidente de la República, quien deberá escogerlo dentro del seno de la Asamblea Nacional”.
El primer ministro asumirá el papel de jefe de gobierno, y “será electo con el voto de la mayoría calificada del 60 por ciento del total de los miembros de la Asamblea, y deberá ser ratificado sin objeción por el Presidente de la República, mediante Decreto en un plazo no mayor a 48 horas.
“Si no se lograse mayoría calificada para la elección del Primer Ministro, el Presidente de la República enviaría una nueva propuesta, la que se sometería al mismo procedimiento hasta lograr la elección del Primer Ministro”, se lee en el documento.
Presidente con derecho a disolver Parlamento
“Si transcurrido un plazo de dos meses a partir de la primera votación y ningún candidato hubiere obtenido esta mayoría calificada, el Presidente de la República disolverá la Asamblea Nacional y convocará a nuevas elecciones legislativas”, dice la propuesta.
El borrador de reformas elaborado por el Frente Sandinista establece que el primer ministro cesará en sus funciones si hubiere un “voto de censura” en su contra del 60 por ciento del total de los diputados de la Asamblea
En tal caso, el presidente de la República procederá a proponer a un nuevo primer ministro conforme al mismo procedimiento establecido para su elección inicial.
El documento también señala que para llenar la vacante del presidente de la República, se elegiría a un nuevo mandatario, “según ternas presentadas del seno de la bancada política de la Asamblea Nacional a la cual pertenecía el presidente de la República”.
En el caso del primer ministro, se seguiría el mismo procedimiento de la elección inicial, es decir, a propuesta del presidente.

Presidente vs. primer ministro
Éstas son algunas atribuciones del presidente de la República y del primer ministro, según las reformas a la Constitución propuestas por el FSLN.
Presidente de la República
* Cumplir la Constitución Política y las leyes, y hacer que los funcionarios bajo su dependencia también las cumplan.
* Nombrar y remover, a propuesta del primer ministro, a los ministros y viceministros de Estado, procurador y subprocurador general de la República, presidentes y directores de entes autónomos y gubernamentales.
* El nombramiento sólo se considerará firme hasta que la Asamblea Nacional lo ratifique.
* Convocar al primer ministro y a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, para que en conjunto decreten el Estado de Emergencia Nacional (...).
* Presidir el Consejo de Ministros, pudiendo delegar esta facultad al primer ministro.

Primer ministro
* Organizar y dirigir el gobierno de la República.
* Dirigir la economía del país, determinando la política y el programa económico social. Crear un Consejo Nacional de Planificación Económica Social, que le sirva de apoyo para dirigir la política económica y social del país.
* Dictar decretos ejecutivos en materia administrativa.
* Proponer al presidente de la República los ministros y viceministros de Estado, presidentes o directores de entes autónomos y gubernamentales, para ser ratificados por la Asamblea Nacional con el sesenta por ciento de los votos de sus diputados.
* Elaborar el proyecto de Ley de Presupuesto General de la República y presentarlo a consideración de la Asamblea Nacional para su aprobación.
* Presidir el Consejo de Ministros cuando esta facultad le fuere delegada por el presidente de la República.

Mañana
* Sandinistas proponen que Presidente mantenga control sobre Ejército y la Policía
* También se abre la posibilidad de reelegir a los alcaldes las veces que sea necesario y extender sus períodos por un año más; y se propone la eliminación de los requisitos que se deben cumplir poder optar a ser ministro