Nacional

PNUD: País estancado en lucha contra pobreza

* En algunos renglones incluso se ha retrocedido, y más han pasado a carencias extremas

A mitad del camino para llegar a la fecha en que se habría de reducir la pobreza, 2015, Nicaragua luce estancada y presenta retrocesos en el cumplimiento número uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, advirtió ayer el representante en el país de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alfredo Missair.
La semana pasada Missair señaló que en Nicaragua había crecido la brecha entre ricos y pobres debido al aumento de la inequidad en la distribución de la riqueza del país. Ayer el funcionario de la ONU señaló que si no se reduce la disparidad, no se reducirá la pobreza extrema.
“Es algo que ha ocurrido a raíz de medir de alguna manera la pobreza a través de una forma que no considera la disparidad como un fenómeno que reduce la pobreza, es decir, se reduce la disparidad, se reduce la pobreza”, dijo Missair, quien basó sus observaciones en los resultados del censo nacional de 2005.
“El problema que vemos a través del censo 2005 es que hay zonas del país donde la pobreza, a nivel de disparidad, ha aumentado, es decir, que hay más exclusión, hay menos equidad, y eso se refleja por ejemplo en las zonas del Caribe”, señaló el representante de las Naciones Unidas.
Pobreza bien clavada
La Costa Caribe, zona habitada por más de 300 mil indígenas, presenta los mayores niveles de pobreza y desigualdad en cuanto a la distribución de las riquezas generadas en Nicaragua, al calcularse en 80 por ciento la población que vive en pobreza extrema.
Según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en Nicaragua el 47 por ciento de su población, de 5.1 millones de habitantes, vive en estado de pobreza.
Para Missair, Nicaragua presenta avances y estancamientos en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).
Los citados objetivos, ocho en total, fueron adoptados en el año 2000 por todos los estados miembros de la ONU como un compromiso de combatir las desigualdades y mejorar el desarrollo humano en todo el mundo.
La Declaración del Milenio se interpreta como el acuerdo mínimo internacional con un plazo perentorio de cumplimiento: el año 2015. Nicaragua ocupa el puesto 112 en el Índice de Desarrollo Humano dado a conocer por la ONU el año pasado.
“En Nicaragua hay algunos avances y estancamientos, y en el caso de las disparidades vemos algunos retrocesos, hay crecimiento de la pobreza extrema y de la pobreza sobre todo en la zona del Caribe”, dijo Missair, agregando que los índices de pobreza se han mantenido “en un estado absolutamente neutro”, igual que hace cinco años, y lo que sí creció de forma específica son las disparidades en cuanto a que los pobres son más pobres y los ricos han concentrado más riqueza.