Nacional

Perdonan y bautizan al que retrataba menores desnudos

* Policía podría iniciar investigación * Centro Humboldt toma distancia * Borran pruebas de la computadora

La Policía podría iniciar una investigación a fondo sobre la supuesta producción de material pornográfico, para lo cual abusaron de seis menores de edad del municipio de Quezalguaque.
El teniente Máximo Obando, oficial de investigación de la Policía en Quezalguaque, expresó que hasta el momento no han recibido una denuncia formal de parte de ningún familiar, pero con la publicación de EL NUEVO DIARIO van a realizar coordinaciones lo más pronto posible con la comisión investigadora municipal.
La Comisión Municipal de la Niñez, Adolescencia y Mujer en la localidad, elaboró un informe referente a supuestos actos de corrupción de menores en la sede del Centro Alexander Von Humboldt en Quezalguaque, siendo señalados como autores del supuesto delito: el ingeniero Miguel Demetrio Mendoza Aguilera, de 32 años, responsable regional de este organismo; la señora Ramona Sánchez Aguilar, afanadora de la comuna; y la auxiliar de contabilidad, Esmeralda Calero Centeno, respectivamente como coautoras.
Retratados desnudos
El informe demuestra que seis menores de entre 13 y 16 años (un varón y seis mujercitas) fueron fotografiados completamente desnudos en repetidas ocasiones, supuestamente por Mendoza Aguilera, ante la presencia de las dos empleadas de la municipalidad, las que recientemente fueron destituidas del cargo por el alcalde Bruno Montoya.
Yahaira Somarriba, Presidenta de la Comisión Municipal de la Niñez, Adolescencia y Mujer en Quezalguaque, señaló que los seis menores eran fotografiados con una cámara digital, y las imágenes eran descargadas en una computadora en la oficina del Centro Humboldt, pero las fotografías fueron borradas completamente de la computadora que aún permanece en dicha oficina.
“No fue competencia de la comisión investigadora revisar el físico de los menores ante un forense; no se sabe si fueron abusadas sexualmente, porque los padres de familias se opusieron en todo momento a hacer escándalo”, dijo.
“De manera erótica, los menores se quitaban la ropa, posaban desnudos, tocándose su cuerpo”, señaló Somarriba.
Para conocer la posición del ingeniero Miguel Demetrio Mendoza Aguilera, EL NUEVO DIARIO ha visitado su casa de habitación en dos ocasiones, pero sus familiares aseguran que él se encuentra trabajando en Managua.
Perdonado y bautizado
Sin embargo, Guillermo Altamirano, dirigente y consejero por más de veinte años de la iglesia Adventista en Quezalguaque, aseguró que mediante un consenso entre el pastor, ancianos y dirigentes más destacados de la iglesia, acordaron perdonar al hermano Miguel Demetrio Mendoza Aguilera, quien demostró arrepentimiento, reconoció su error y el pasado miércoles 17 de octubre fue bautizado y reanudó sus votos con Dios, refirió.
“Nosotros como iglesia respaldamos al hermano, estamos claros que esas cosas que supuestamente sucedieron tienen que ver con deformaciones psicológicas, yo no hablo en mal de él, tengo confianza en su arrepentimiento y que ha cambiado, ha dejado eso, es una cosa que se dio y no volverá a ocurrir”, aseveró.
Reacción del Centro Humboldt
También el Centro Alexander von Humboldt reaccionó ayer a la publicación de EL NUEVO DIARIO, admitiendo haber tenido conocimiento de estos hechos a inicios del mes de julio del corriente año.
En un comunicado de prensa las autoridades de este organismo ambientalistas expresan: “En este caso nuestra institución tomó medidas inmediatas, una vez conocida la problemática, y procedió a realizar acciones necesarias para averiguar las implicancias en este tipo de hechos, así, cuando obtuvo la versión completa de los mismos, el 9 de julio de 2007 prescindimos totalmente del trabajo del involucrado”.
En el mismo documento también esta organización deja claro que “respeta y se adhiere al marco jurídico nacional e internacional, por lo tanto, condena la pornografía infantil en todas sus expresiones”.
(Con la colaboración de Heberto Rodríguez)