Nacional

Magistrado explica la cuadratura del círculo


Eloisa Ibarra

El presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), Gerardo Rodríguez, rechazó los señalamientos formulados por el presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, en torno a la resolución emitida en el Recurso de Amparo sobre el caso de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis).
Montealegre se quejó el fin de semana de que los magistrados de la Sala Civil Dos del TAM ordenaron la suspensión de la resolución contra los ex funcionarios a quienes la Contraloría General de la República (CGR) estableció responsabilidades, y en su caso, los magistrados de la Sala Civil Uno no fallaron en ese mismo sentido.
Según Montealegre, los fallos desiguales tienen el fin de perjudicarlo, y, de antemano, culpan a unos y absuelven a otros en el caso de los Cenis, que, según la resolución de la Contraloría, su emisión irregular perjudicó al Estado nicaragüense en una cantidad millonaria de dólares.
Le cambiaron tribunal
Montealegre denunció que cuando presentó el Recurso de Amparo, en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas le informaron que su caso lo resolvería la Sala Civil Dos. Sin embargo, “por alguna circunstancia que desconozco, la cédula de notificación que nos llegó sobre la admisión del recurso viene de la Sala Civil Uno”, señaló.
Rodríguez aseguró que no existe posibilidad de burlar el sistema, porque en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas por sorteo se remite la causa a la Sala Civil Uno o Dos, y una vez asignado crea un candado, se le asigna a un magistrado ponente.
“Esa es una de las ventajas del sistema, la transparencia en la asignación de la causa, y es falso que haya manipulación”.
Con relación al argumento de Montealegre de que existe identidad de objeto, sujeto y causa, Rodríguez recordó que esto sucede cuando se pone una demanda en el juzgado y la contraparte interpone una igual contra su demandado y se acumula.
No existe identidad, la CGR establece responsabilidades a título personal, por ejemplo, al ex ministro de Hacienda de una forma, al ex presidente del Banco Central de otra y a los miembros del Consejo Directivo, como Benjamín Lanzas, distinto, porque su posición jurídica no es la misma, dijo Rodríguez.
Las responsabilidades, agregó, son diferentes, no hay identidad de sujeto. Al momento que se resuelve la cuestión de la suspensión es discrecional de cada Sala, porque la ley contempla que se suspenda el acto de oficio o a petición de una parte, cuando se presentan situaciones irreversibles.