Nacional

Zelaya Blanco voló, y penan a subalternos


Lizbeth García

Por el millonario peculado que hubo en la Empresa Portuaria Nacional durante la administración de Roberto Zelaya Blanco, quien actualmente está prófugo de la justicia, dos ex funcionarios menores fueron condenados ayer a diez y cuatro años de prisión.
El juez suplente Tercero Penal de Juicio de Managua, Oscar Manzanares, condenó a diez años de prisión a doña Mirna Filomena Montenegro García, por ser coautora de los delitos de peculado (ocho años) y asociación para delinquir (dos años) en perjuicio del Estado y la Empresa Portuaria Nacional (EPN), ilícitos que dejaron pérdidas por el orden de los 30 millones de córdobas.
Montenegro era tesorera de la portuaria, y según las pruebas que aportó la Procuraduría General de la República durante el juicio, varios millones de córdobas salieron de la empresa a través de 50 cheques a su nombre.
Junto a Montenegro también fue enjuiciado y declarado culpable por un tribunal de jurados el ex contador de la Portuaria, Pío Renato López Campos, quien fue condenado a cuatro años de prisión por encubrimiento.
Ayer mismo Montenegro nombró como nuevo abogado defensor a Ramón Rojas Méndez para que le tramite la apelación, dado que ella se sometió a un juicio con fallo técnico.
Por lo ocurrido en la Portuaria también fue acusado el ex conductor de Zelaya Blanco, Gabriel Humberto Collado, quien aparentemente falsificó la firma de doña Mirna para cambiar dos cheques de los 56 que salieron de la EPN, pero al igual que su jefe, está prófugo.