Nacional

Cusmapa en calamidad

Centenares de familias de varias comarcas están incomunicadas desde hace 15 días

Leoncio Vanegas

Dos mil 848 personas están albergadas en escuelas, centros infantiles e iglesias evangélicas y católicas, después de que los fuertes aguaceros del último fin de semana inundaran 26 comarcas y tres sectores del casco urbano, provocaran destrucción de viviendas y pérdidas considerables en los cultivos de granos básicos, según información que proporcionó la subcomisionada Dora Santeliz, vocera de la policía en Madriz. Detalló que entre la población refugiada hay mil 355 niños y niñas y 92 ancianos.
Según Luis Enrique Zapata, técnico municipal de este municipio de 7 mil habitantes, varias comarcas se encuentran incomunicadas por los daños en caminos y crecidas de quebradas y ríos.
El temporal lluvioso no ha cesado desde el 5 de octubre y arreciaron el fin de semana, ocasionando el desastre de gran magnitud. Entre los caseríos aislados por el río Negro se encuentran Los Tamarindos y Los Limones que colindan con el municipio chinandegano de San Francisco del Norte, con el que tampoco tienen comunicación.
Por el sur y vecino a San Juan de Limay (Estelí), están: Jaboneras, Malvas, Jocomico, entre otros vecindarios, que están incomunicadas por el desborde del río Imire.
Cultivos arrasados
“Han pasado 15 días, sin que puedan venir al casco urbano de Cusmapa, por lo que suponemos están padeciendo hambre y enfermedades”, dijo Zapata. Santeliz dijo que la Policía ha recabado datos del Comité Municipal de Prevención de Desastres (Comupred), e indican que 43 viviendas fueron destruidas, 244 con daños parciales y 959 en estado regular.
Las construcciones en las comarcas rurales de este municipio son de materiales precarios como taquezal y madera rolliza que por su antigüedad ha sucumbido al peso del agua.
En los cultivos de granos básicos registran 591 manzanas de maíz fueron dañadas, equivalente a 44 por ciento; 354 de frijoles, 58 por ciento; y 96 de sorgo. La Policía también registra 110 kilómetros de caminos destruidos en Cusmapa.
Cosecha de frijol dañada
Zapata explicó que el maíz dañado es el que todavía estaba sin recolectar en las milpas y en el caso de los frijoles, su floración fue dañada por las lluvias, plantíos que no darán ningún fruto. Añadió que la carretera entre Somoto y este municipio (unos 34 kilómetros) todavía es transitable para que los organismos de socorro entren al territorio.