Nacional

Protestan madereros de regiones autónomas

Una serie de irregularidades más una resolución administrativa que se contradice con la Constitución Política y las leyes de Aprovechamiento y Veda Forestal, coloca en tela de juicio al Instituto Nacional Forestal y su capacidad para hacer frente a las demandas del sector.

Mucha ambigüedad y carencia de un discurso institucional coherente para las regiones autónomas es lo que perciben los madereros aglutinados en la Asociación de Dueños de Bosques, Extractores e Industriales Forestales (Asodeinforaan), de parte del Instituto Nacional Forestal (Inafor), que reconoce la falta de retroactividad de la Ley de Veda Forestal (Ley 585) para la Región Autónoma del Atlántico Sur, mientras detiene cualquier tipo de aprovechamiento en la Región Autónoma del Atlántico Norte.
“No nos explicamos qué cambió para que algunos directores que antes eran madereros como nosotros y solicitaban al amparo de la Ley que no fuese retroactiva la 585, ahora en cargos de dirección del Inafor cancelen los permisos que estaban antes de la Ley, como es el caso de Humberto Méndez Reyes, actual director de Monitoreo y Vigilancia Forestal”, expresaron los madereros.

Notoria incongruencia
Y es que en una misiva fechada el 7 de agosto de 2006, el ahora director de monitoreo y vigilancia del Inafor, declaraba improcedente la aplicación de la Ley 585 para un permiso de aprovechamiento denominado “El Cacao”, que él vendió en la comunidad de Lampa, Bonanza, a otros madereros, por el que recibió 199 mil 250 córdobas, los cuales fueron endosados por él y cambiados por Orlando José Lacayo Córdoba y Rosario Emelina López Matamoros.
¿Cuál es la razón por la cual la ley puede ser retroactiva en una Región y en otra no?, consultamos a los madereros, y la respuesta fue la misma: el director William Schwartz y el subdirector Jorge Canales Colindres, tienen un acuerdo no escrito, de forma que al primero le corresponde autorizar los permisos de la RAAS y al segundo los de la RAAN.
En la RAAS no tienen el mismo problema, pues la gente esta haciendo sus aprovechamientos que estaban autorizados antes de la Ley de Veda, pero nosotros, afirmaron, estamos maniatados, porque si bien en una reunión en febrero pasado se aceptó que la ley no era retroactiva y se comenzó a normalizar la situación, en marzo, por denuncia del alcalde de Mulukukú, Danilo Villavicencio, de que supuestamente estaban saliendo 45 rastras de madera proveniente de Prinzapolka, se paraliza de nuevo la actividad forestal.
“El subdirector del Inafor, sin investigar en la zona y vía telefónica manda a cancelar toda la actividad forestal en la región, sin constatar las afirmaciones hechas por el edil el 22 de marzo, y una comisión interinstitucional acuerda que los aprovechamientos continúen de forma normal, pero el 23 de marzo Jorge Canales de nuevo paraliza las actividades, argumentando que no hay más permisos”, comentan.

Nuevos planes de manejo
Por si fuera poco, el dos de junio el ingeniero Canales, mediante un memorando dirigido a Martín Cuadra, director de coordinación territorial, orienta la suspensión de toda actividad forestal y ordena que se coordine con la Oficina de Registro Forestal Nacional para que se deshabilite el sistema de vigencia de los planes aprobados en el período 2002-2006, y manda suspender la tramitación de nuevos planes de manejo de latifoliadas y coníferas.
“Buscando solución para esta orden arbitraria que pasaba por encima de la ley, nos reunimos con el director del Inafor, William Schwartz, y allí en lugar de una respuesta se nos informó que se facultaba a la Secretaria de Recursos Naturales (Serena) para que emitiera avales de transporte para camión, creando más burocracia”, declararon.
Según los madereros, debido al aval de transporte, deben cargar los camiones para que sean revisados y autorizados por los técnicos de Serena, pero la única firma autorizada para dar dichos avales después de las revisiones es la de Harold Wilson, quien los hace esperar hasta dos meses, con los camiones cargados.
“Cuando al fin salió el aval de transporte de la madera, se dio la alerta por la entrada del huracán Félix, y se nos dijo que no era recomendable movernos. Después de pasado el meteoro que nos dejo muerte, dolor y más pobreza, sale el Decreto 92-2007, que confisca la madera que tenemos en patios y centros de acopio para la reconstrucción”, comentaron.

Resolución excluyente
Pero ahora los madereros, quienes han recurrido de amparo por dicho decreto, han enviado misivas al presidente Daniel Ortega y solicitado audiencia con la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional, tienen una nueva lucha que emprender y es la resolución administrativa 64- 2007.
Esta resolución, fechada el 10 de octubre de 2007, roza según los afectados con los artículos 5, 27, 38, 44, 99, 103, 131 y 183 de la Constitución Política de Nicaragua, además, choca con las leyes de Aprovechamiento Forestal que han regido al sector y con la misma Ley de Veda Forestal.
“Esta resolución destaca que sólo se podrán hacer aprovechamientos del recurso forestal si existe la autorización de las comunidades indígenas. Al parecer, el Inafor no recuerda que el 60 por ciento de la población en la RAAN es mestiza, y desconoce la existencia de la propiedad privada en la región, de forma que si yo soy dueño de una extensión territorial que fue tumbada por el huracán Félix debo regirme por la Ley de Aprovechamiento Forestal y no por la comunidad indígena más cercana como manda esa resolución. Yo soy dueño de mis recursos y no debo pedir permiso para eso”, destacaron.

Libres de impuestos
Los aprovechamientos comunitarios, señala también la resolución, no serán afectados por ningún tipo de impuesto, y se permitirá a demás el procesamiento de madera en rollo, el cual quedó terminantemente prohibido con la Ley de Veda Forestal (Ley 585), así como el transporte de esa madera para lo cual el Inafor emitirá guías forestales gratuitas.
A la vez, la resolución expresa que existirán permisos para aprovechamientos forestales comerciales comunitarios que resultan muy parecidos a los Planes Mínimos de Manejo que dejó de autorizar el Inafor en 2006.También se informa que el Puerto de Bilwi será el sitio para que la madera con valor agregado sea exportada.
EL NUEVO DIARIO trató de obtener la versión de los funcionarios mencionados, pero en la Oficina Central del Inafor nos comunicaron que tanto el director William Schwartz como el subdirector Jorge Canales Colindres se encontraban fuera de Managua, y sin la autorización de ellos nadie podía dar declaraciones al respecto.