Nacional

Se hizo palacete con materiales de la Comuna

* También la mano de obra, y todo salía del manejo fraudulento en recarpeteo de calles, revela el que para entonces manejaba “esos asuntos” del edil

Róger Olivas

CHINANDEGA
En menos de una semana, un tercer ex funcionario de la Alcaldía de Chinandega se sumó a las denuncias de anomalías cometidas supuestamente por el alcalde Julio César Velásquez Bustamante, a quien apoyó de forma decidida para ganar la comuna el 5 de noviembre de 2004, pero a su criterio, por desgracia, se la han subido los humos a la cabeza.
El servicio del edil rojinegro es investigado actualmente por un equipo de auditores de la Contraloría General de la República (CGR), tras ser denunciado de manejar de manera irregular los recursos de la comuna chinandegana.
En esta ocasión, el denunciante es Jorge Alberto Valladares, ex supervisor de bacheo de calles de la Alcaldía de Chinandega, quien aseguró que el cuestionado edil utilizó materiales y personal para la remodelación de su vivienda ubicada cerca del Mercado de Mayoreo “El Bisne”, que fue transformada en un palacio.
Tras mostrar un libro de apuntes, Valladares relató a EL NUEVO DIARIO que en agosto de 2005, en una reunión privada, el munícipe lo designó supervisor de bacheo, y le instruyó rellenar varias calles con adoquines y cemento para justificar la salida de materiales del plantel municipal dirigido por Fabián Velásquez Bustamante, hermano del alcalde.
El ex empleado agregó que en esa oportunidad fue catalogado por el edil como hombre de su confianza, para que velara por sus intereses, dando rienda suelta a los presuntos abusos de poder.

El palacio del alcalde de Chinandega
Valladares, quien afirmó que fungió como jefe de campaña de su ex jefe en Santa Patricia, detalló que del 7 de septiembre al 8 de noviembre de 2005, por orden de Fabián Velásquez Bustamante, trasladó del plantel municipal a bordo de un pequeño camión azul, Isuzu, un total de 296 bolsas de cemento, 920 bloques, siete metros de arena, cinco metros y medio de piedrín, cinco quintales de hierro, 25 láminas de zinc de canaleta, 8 tubos de tres pulgadas para sostén de pilares, 15 pilares, 15 clavaderos, 300 ladrillos rojos y treinta metros de cerámica, para construir el palacete del alcalde de Chinandega.
“Fabián ordenó la salida de diez bidones de pintura de agua --rosado, amarillo y verde-- para embellecer la casa de su hermano. Fabián autorizaba la salida de materiales de construcción y justificaba que se destinaría a trabajos en el mercado central, parque y bacheo de las calles. Yo supervisaba y mandaba al personal de la alcaldía a trabajar a la casa del alcalde”, manifestó Valladares.
Agregó que el hermano del edil justificó la salida de 40 bolsas de cemento con el pretexto de que se utilizarían en la construcción de un muro en la comarca La Grecia.
Valladares le “refrescó” la memoria a Julio Velásquez Bustamante, al recordarle que el 17 de noviembre de 2005 remodelaron la cocina con diez metros de azulejo, y construyeron un pantry con sus puertas en su casa.
El ex funcionario edilicio dijo que en octubre de 2005 trasladó del plantel municipal 49 bolsas de cemento, dos metros de piedrín y dos metros de arena para reparar la vivienda del papá del edil.
Asimismo, el ex secretario de organización del Frente Sandinista en el municipio de Puerto Morazán, denunció que Fabián Velásquez Bustamante, con materiales de la comuna, remodeló su casa en el Reparto “Carlos Fonseca Amador”, en Chinandega.

300 mil córdobas en materiales y mano de obra
El maestro de obras dijo que la remodelación de la vivienda del alcalde costó 300 mil córdobas, incluyendo materiales y mano de obra. “Para que nadie sospeche de que allí existe un palacio, se colocó una puerta en medio con vidrios polarizados, está remodelada con azulejos”, expresó el denunciante.
Agregó que en la remodelación de la casa del edil chinandegano trabajaron los albañiles de la comuna Orlando Martínez, Alejandro Mauricio Caballero, Manuel Rivera, y otro conocido como Germán. También los soldadores Manuel Munguía y Felipe Flores, los dos últimos colocaron un portón y el kiosco. Además, los ayudantes Marco Tulio Guevara, Julio César Paniagua y Daniel Linarte.
“La esposa del alcalde me decía: Don Jorge, cambie de calles para que la gente no mire que está trayendo materiales, y ponga hombres de su confianza para que no nos delaten”, dijo el quejoso.
Jorge Alberto Valladares aseguró que fue echado de su trabajo por el alcalde, quien según él no se compadeció de la enfermedad de su hijo, y decidió denunciarlo porque está hastiado de las irregularidades.
Dijo que los impuestos de la población son sagrados, y no es correcto que el alcalde los haya utilizado para lucro personal, lo cual demostrará con pruebas ante la Contraloría General de la República (CGR).
“Estoy dispuesto a encararme con el alcalde y con su hermano Fabián. Solicito una audiencia al presidente Daniel Ortega, para denunciar las anomalías de Velásquez Bustamante”, expresó el ex congresista del FSLN.
Exigió al edil rendir cuentas acerca del recarpeteo de 80 calles en Chinandega, debido a que algunas --como la ubicada en los semáforos del “Bisne”, esquina de los Bancos y en las cercanías de “Las Pelotas”-- están en mal estado.
Ayer buscamos la versión del alcalde chinandegano, pero no contestó su celular. Ramón Pereira, divulgador de la Alcaldía de Chinandega, dijo que trataría de localizarlo, pero no ocurrió.