Nacional

Puente de Masachapa rebasado

* Paso de vehículos se vio impedido durante varias horas

María Haydée Brenes

Los buses interlocales que hacen la ruta Pochomil-Managua, así como los vehículos de todo tipo comenzaron a circular hasta pasadas las diez de la mañana de ayer, manifestaron vecinos de la localidad, debido a que era imposible pasar por el puente Masachapa, que se encontraba bajo el agua.
No es la primera vez durante este invierno que no tenemos pasada, pero esta vez fue preocupante porque el agua alcanzó el puente peatonal, de forma que había casi tres metros de profundidad, dijo la señora Juana Teresa Mejía.
Por su parte, los transportistas que se arriesgaban a pasar la fuerte corriente comentaron a EL NUEVO DIARIO que han demandado a las autoridades municipales colocar barandas o algún tipo de señalización en los bordes del puente para evitar que ocurra una desgracia.
“Aquí podemos pasar cuando está como ahorita, que se nota dónde cae el agua al otro lado, pero es un riesgo porque si la corriente arrastra un tronco o las llantas patinan, entonces no hay nada que te detenga y uno está propenso a caer a cualquiera de los lados, donde lo que te reciben son piedras”, expresó José Luis Velásquez.

Una víctima
Según los vecinos del sector, pese a que hace poco más de un mes falleció una persona tratando de pasar el puente inundado, las autoridades no han hecho ningún esfuerzo para evitar más tragedias.
“Uno ve luchar a la gente que viene en sus bicicletas con el agua, aunque consideramos que es falta de la Policía, que no pone a un oficial a exigirle a la gente que use el puente para evitar desgracias, pero lo que por ahora urgimos es que ese puente tenga barandas, porque las lluvias van a continuar, lo ideal para el futuro es que construyan un puente alto”, concluyeron.