Nacional

Déficit de legitimidad y democracia en FMI y BM

* Ministros de Economía de África, Asia y América Latina demandan medidas concretas y viables * Quieren más voz y más poder para los llamados “mercados emergentes y países en desarrollo” * Estrictas medidas de seguridad, con las calles cerradas al tráfico en el centro de Washington, muy cerca de la Casa Blanca

Eduardo Marenco

Enviado Especial
Washington, D.C.
Un total de 24 ministros de economía de África, Asia y América Latina han demandado este fin de semana medidas concretas y viables para paliar “el déficit de legitimidad y de democracia” que persisten en el Banco Mundial, BM, y el Fondo Monetario Internacional, FMI, durante la reunión anual de ambas instituciones con sede en Washington.
La reunión anual del FMI y el BM transcurre bajo estrictas medidas de seguridad. Las calles están cerradas al tráfico varias manzanas a la redonda en el centro de Washington, muy cerca de la Casa Blanca. Las limousines negras de las delegaciones se aparcan fuera del perímetro. Las patrullas policiales se han desplegado por el área. Un helicóptero sobrevuela la zona, mientras el chequeo se vuelve riguroso, asistido de perros labradores en búsqueda de explosivos.
¿A quién le teme el FMI y el BM? La guía de seguridad para reporteros ha advertido de la posibilidad de protestas y de recibir volantes sin ponerse a discutir con los manifestantes. Pero aún no se han hecho presentes, más que en Georgetown el viernes por la noche.

Piden reformas de verdad
Las voces de protesta vienen desde adentro. El grupo de los 24 ministros de países africanos como Argelia, Congo, Etiopía y Nigeria; países del Asia como India, Irán, Filipinas y Siria; así como países latinoamericanos de peso medio como Colombia, Argentina, Perú y Venezuela, se han reunido este fin de semana para dejar en claro su insatisfacción acerca de las reformas propuestas a lo interno del FMI y el BM. Quieren más voz y más poder para los llamados “mercados emergentes y países en desarrollo”.
En el comunicado oficial de la reunión, los ministros reiteraron “la extrema importancia de llegar a un acuerdo sobre un conjunto de reformas para paliar los déficits de legitimidad y democracia en las instituciones de Bretton Woods que han minado su eficacia y respaldo público.
“Toman nota de las extensas deliberaciones que han tenido lugar en el FMI desde la última reunión, y concluyen que las propuestas presentadas hasta la fecha son decepcionantes e inaceptables, ya que están muy lejos de alcanzar las metas fundamentales de reforma”.
¿Qué es lo que demandan las estrellas emergentes como India y los tigres asiáticos que empujan el crecimiento económico global? Voz y voto: “Los ministros reiteran que el objetivo que guía la reforma debe ser una redistribución significativa del poder de voto a favor de los mercados emergentes y los países en desarrollo como grupo. Recalcan que esta redistribución no debe producirse a expensas de otros países de mercados emergentes y en desarrollo”.
Como mínimo, los ministros del G24 solicitan “se tripliquen los votos básicos para realzar la voz de los países de bajo ingreso”, y proponen una regla de mayoría doble para todas las decisiones de política del FMI.

Credibilidad golpeada
La abrupta salida de Paul Wolfowitz como presidente del Banco Mundial, tras conocerse que palanqueó a favor de un puesto y jugosos salarios a favor de su novia en esta institución, ha dejado al BM en jaque en todo lo relativo al discurso de transparencia y lucha anticorrupción.
Robert Zoellick, quien sucede a Wolfowitz como presidente del Banco Mundial, se propone relanzar la imagen de dicha institución, respondiendo a las demandas de mayor inversión en países en vías de desarrollo.
El Banco Mundial ha otorgado US$ 240 millones de dólares en préstamos a Nicaragua para los próximos cinco años para fortalecer el Estado de Derecho y colaborar en el desempeño económico del país. El FMI también ha otorgado 113 millones en créditos para reservas, luego de firmarse el Acuerdo Económico con Nicaragua.
Sectores críticos al acuerdo con el FMI han insistido en que el mismo favorece notablemente a Union Fenosa, pues se incluye su demanda de penalizar el fraude energético –-algo también demandado por el BM--, lo cual ya lo ha hecho la Asamblea Nacional por medio de la reforma al Código Penal. El acuerdo con el FMI también demanda del Estado que mejore el marco regulatorio y la inversión en el área energética.