Nacional

Ninguna reexportación de combustibles a Guatemala


Luis Galeano

El presidente la Empresa Nicaragüense de Petróleo (Petronic), Francisco López, confirmó oficialmente a los contralores, por medio de una carta, que los 70 mil barriles de diesel que iban para Guatemala partirían del nicaragüense Puerto de Corinto, pero aseguró que la entidad que él dirige no intervendría en toda esa transacción, pues el producto era de Pdvsa y no de Nicaragua.
López, según la carta fechada el pasado 11 de octubre, negó que Nicaragua estuviese exportando o reexportando combustible de Caracas a Guatemala, pero no explicó por qué en ese país el dirigente de la popular asociación “Poder para todos”, Rokael Cardona, aseguró que el producto valorado en 6,2 millones de dólares llegaría por medio de la empresa mixta Alba de Nicaragua, S.A. (Albanisa).
El petróleo llegaría por medio de la misteriosa firma VHG, y serviría para proveer de combustible a cien de las municipalidades de 22 mancomunidades que integran la Federación de Municipios Mancomunados de Guatemala (FMMG), de la que Cardona es asesor.
López respondió a los colegiados que le pidieron una explicación sobre el caso de Guatemala, que dentro del giro y actividad propia y ordinaria de Petronic y de su ley ordinaria, los productos derivados del petróleo que adquiere son suministrados en el ámbito de cumplimiento del contrato suscrito entre Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), y se reciben en términos CIF, es decir, al costo del producto ya descargado y enterando sus debidos impuestos.

“Caura” llevaba 100 mil barriles
Sobre el caso específico de Guatemala, señaló que el cargamento de 70 mil barriles de diesel fue lo que el buque venezolano “Caura” no pudo descargar en Corinto, pues llegó hasta allí con 100 mil barriles de diesel y 20 mil de gasolina, de los cuales sólo quedaron en los tanques locales 30 mil barriles de diesel y el total de gasolina.
“Los restantes 70 mil barriles de diesel permanecieron en el buque y nunca ingresaron al territorio nacional, de manera que nunca fue propiedad de Petronic, sino de Pdvsa”, escribió López.
Posteriormente, el 20 de septiembre se informó a Venezuela de los problemas de recepción que se enfrentarían con la llegada del “Caura” con todo el producto solicitado originalmente, y por eso sólo lograron descargar los 30 mil barriles de diesel y los 20 mil de gasolina.