Nacional

Primeros muertos por ríos crecidos

* MTI confirma que 250 kilómetros de carreteras están dañados * Minsa manda brigadas a occidente, y Chinandega sigue en crisis * Defensa Civil teme que futuras lluvias generen líos donde aún no hay

Defensa Civil del Ejército reportó los primeros muertos por crecida de ríos, entre ellos un suboficial de Policía; mientras el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) confirmó que existen 250 kilómetros de carreteras dañadas en todo el país, y varios departamentos reportan daños en la agricultura y la falta de alimentos para enfrentar la emergencia.
El MTI detalló que se necesitarán 140 millones de córdobas para enfrentar los daños en la infraestructura vial provocados por las incesantes lluvias. El ingeniero Pablo Fernando Martínez, Ministro de Transporte, se reunió con la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional para presentar un balance de los daños provocados por las lluvias, y pidió una partida especial de fondos para atender la emergencia.
Eliseo Núñez, Presidente de la comisión parlamentaria, confirmó que solicitarán al ministro de Hacienda y Crédito Público fondos emergentes por 36 millones de córdobas para “comenzar a dar repuesta a las emergencias una vez que bajen las lluvias”.
El ministro Martínez detalló que sólo el MTI necesita 71 millones de córdobas para enfrentar la emergencia, pero también están incluidos unos 50 millones para la reparación de caminos productivos que ejecuta el Instituto de Desarrollo Rural.
Por su parte, la directora ejecutiva del Fondo de Mantenimiento Vial confirmó que las lluvias dañaron 520 kilómetros de caminos rurales y parte de la red vial pavimentada que está bajo su administración. Según la ingeniera Karen Molina, el Fomav requiere de 54 millones de córdobas para enfrentar la emergencia.

Los primeros muertos
Defensa Civil del Ejército de Nicaragua confirmó dos muertos por las lluvias. Uno de ellos fue el suboficial de la Policía Ernesto Emilio Rugama, muerto en Mulukukú. El otro fue identificado sólo como “Concho”, y murió en la presa de Las Canoas, en Teustepe.
El informe de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua dice que las lluvias continuarán en buena parte del territorio del país acompañadas de tormentas eléctricas, debido a la presencia de la “onda tropical 36”. El número de personas afectadas había aumentado a 13 mil 82, pertenecientes a 2 mil 878 familias ubicadas en 23 comunidades de Chinandega, León, Granada, Managua, Rivas, Matagalpa y Jinotega.

Continúa alerta
El teniente coronel Rogelio Flores, segundo jefe de la Defensa Civil, advirtió que “las lluvias futuras nos pueden ocasionar alguna crisis en aquellos lugares donde no hemos tenido crisis. Por ejemplo Managua. En la parte norte y central del país. En la parte sur, Rivas, por ejemplo”, señaló.

Chinandega sigue en emergencia
En el municipio de Chinandega la Alerta Roja decretada el pasado fin de semana pasó a Alerta Amarilla, según lo confirmó el coronel Mario Perezcassar, jefe nacional de la Defensa Civil, porque las lluvias habían menguado, aunque se mantienen alertas con sus medidas organizativas y de aseguramiento de alimentos y medicinas a los centros de albergue.
Mientras, los comités de socorro con sus respectivos planes de alerta temprana continúan activados; 400 efectivos del Ejército, dos lanchas, 19 camiones y un helicóptero también están listos para socorrer a la población.

León recibe ayuda
Las comunidades que se encuentran aisladas por el desbordamiento de ríos, inundaciones de caminos y puentes localizados en El Jicaral, Santa Rosa del Peñón y La Paz Centro, comenzaron a ser abastecidas de alimentos, medicinas y víveres por el Comité de Emergencia Departamental.
Se registran 1,700 familias afectadas en el departamento de León, que representan 5,800 personas, entre niños y adultos, particularmente en los municipios de El Jicaral, La Paz Centro, Achuapa y Quezalguaque. “Los centros de albergues en las comunidades de La Montañita, Las Mojarras, Casa Nueva y Villa Samaria, en El Jicaral, fueron abastecidos con cuatro mil libras de productos alimenticios”, expresó Gilberto Narváez, jefe regional de Defensa Civil en el occidente del país.

El Ayote incomunicado
Transportistas de Juigalpa pidieron al Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) priorizar la reparación de la carretera que conduce a El Ayote, que se encuentra deteriorada por los aguaceros que caen en la zona.
“Estamos pasando una situación difícil por las lluvias, eso ha venido deteriorando la carretera, queremos que el MTI nos dé una atención prioritaria”, afirmó el transportista Roberto López.
Según los transportistas, la carretera a El Ayote ya está colapsada, lo que obliga a los dueños de unidades de transporte colectivo y vehículos particulares a movilizarse por el sector de San Pedro y salir a Santo Tomás.

Brigadas a zona de desastre
El Ministerio de Salud envió 20 brigadas médicas equipadas con medicina y material quirúrgico a las comunidades de Chinandega para asistir a los damnificados por las lluvias de la semana pasada. La vocera del Minsa, Maritza Tellería, dijo que las brigadas las han conformado con personal de salud especializado de León y Chinandega.
La funcionaria explicó que antes de que las lluvias hicieran estragos en occidente, habían abastecido las unidades de salud del país. Dijo que de acuerdo a los reportes de las brigadas epidemiológicas, aún no se presentan brotes de las enfermedades más comunes, como diarrea, malaria y males respiratorios.

(Colaboración de Roger Olivas, corresponsal de Chinandega; Yelba Tablada, corresponsal de Chontales; José Luis González, corresponsal de León, y Melvin Martínez)