Nacional

Gran debate por eliminación de la hispanidad

* Instituto de Cultura España-Nicaragua no comenta, pero parece expresar tácitamente que Nicaragua es soberana hasta para cambiar su historia * Unos mandan al Ministro a ocuparse de cosas más serias en su Ministerio, otros alaban que se terminan los carnavales del “Día de la Raza”

María Haydée Brenes

Mientras el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, fundado en 1957, prefirió no opinar respecto de la decisión del Ministerio de Educación de eliminar la celebración del “Día de la Hispanidad”, aduciendo que el Estado está a cargo de esos asuntos y ellos no tienen competencia en los mismos, el tema ha causado mucha polémica entre los lectores de la página Web de EL NUEVO DIARIO.
Están las opiniones de aquellos lectores que dicen estar de acuerdo con el Mined --que informó que a partir del 12 de octubre de 2008 se denominará a dicha conmemoración “Día de la Resistencia Indígena”, y se reorientará para que no continúe dándose a la efeméride un sentido carnavalesco, tal como venía ocurriendo con elecciones de reinas y festivales de comidas típicas--. Están otros que opinan que no se puede obviar la fusión de ambas razas y que el Mined debería dedicar esfuerzos a otros afanes.
Sin embargo, algunos lectores señalan que no podemos continuar repitiendo el error ancestral de llamar “indios” a los nativos del continente americano.
“Nombrarlo ‘Día de la Resistencia Indígena’ no es apropiado, y es enmendar con otro error la injusticia y un viejo error. El término indígena corrobora el error por ignorancia de Colón al llamar India al nuevo continente, y asignar a los nativos americanos un gentilicio absurdo y equivocado, apoyado por el desconocimiento. Me gustaría este nombre: Día de la Herencia Nativa", afirma uno de los lectores.
El sustantivo "resistencia" conlleva, muy especialmente en Nicaragua, una connotación bélica que no es necesaria, afirma por su parte Arturo Castro, quien propone que a ese día se le llame "Día de la Identidad Indígena". “Esa sería una terminología más apropiada, más neutral, que, sin contener elementos de agresión, contiene los de reivindicación”, destaca.

Valor moral y filosófico
Camilo Fuentes, otro de nuestros lectores, escribió estar sumamente alegre de que al fin un Ministerio se preocupe por el valor moral y filosófico de una efeméride tan importante para el continente, pero que históricamente se había celebrado como una fecha importante en cuanto que nuestros ancestros habían sido "colonizados", entendiéndose esto como sinónimo de "civilizados".
“En realidad lo que hubo fue una agresión directa e inhumana de un grupo de delincuentes protegidos por la corona y la Iglesia. Nuestros pueblos siguen resistiendo”, manifestó Fuentes.

No se puede negar
Sin embargo, en sus comentarios, otros lectores han opinado que la fusión entre ambas culturas es un hecho innegable, y que el “Día de la Hispanidad” debe ser respetado porque representa esa fusión.
“Estamos orgullosos de nuestros orígenes prehispánicos, pero es irrisorio tratar de eliminar la presencia hispánica en nuestras venas. Por algo somos latinoamericanos, esa es una realidad que no puede cambiarse, no podemos pecar de puristas, incluso el mismo ministro De Castilla que busque sus orígenes y se dará cuenta que no es un indígena puro”, afirmó uno de los lectores.
También los lectores afirman que se quiera o no, la mayoría de los latinoamericanos somos descendientes de los españoles, y fueron los españoles que estuvieron en estas tierras (o sea, nuestros ascendientes) no los que estaban en la península ibérica, los que cometieron el exterminio de los indígenas.
“Poner este tema para fomentar el racismo es una de las estupideces más grandes que puede hacer nuestro gobierno para estar al lado de políticos como Hugo Chávez, que determinó en 2002 hacer la declaratoria del 12 de octubre como ‘Día de la Resistencia Indígena’; tenemos valores culturales comunes como el idioma y gran cantidad de lazos históricos, porque no podemos negar que hubo resistencia de parte de muchos españoles, y si no preguntémonos por qué murió Fray Antonio Valdivieso”, manifestó otro lector.